No todo podía ser color rosa en esta industria que nos ha dado tantas alegrías. El reporte financiero de Take-Two cayendo en la bolsa hasta un 13% se une al de otros grandes estudios como Electronic Arts, Square Enix o Activision Blizzard, todos han perdido valor en la bolsa y, esto responde a varios factores, hay un punto en común que está afectando al medio y al que todos tendrán que adaptarse.

Las razones de la caída

El analista de Niko Partners, Daniel Ahmad, ha estado muy activo últimamente en Twitter, ha dado su opinión respecto a los reportes financieros y luego ha intentado elaborar un poco más en por qué las compañías de videojuegos están perdiendo su valor. Ahmad resume el asunto en cuatro puntos:

  • Los títulos importantes del 2018 vendieron menos de lo esperado
  • Preocupación por las comentarios de analistas que prevén una crisis económica en 2020
  • Las compañías de videojuegos no están creciendo a la par que las de otras industrias
  • La competencia interna ha aumentado gracias al free-to-play

El último factor es bastante curioso porque es algo que muchos se han negado a ver, Fortnite está comiéndose la mitad de la torta y un poco más. Según los últimos reportes, el juego de Epic Games había generado más de 2500 millones de dólares en 2018. Es mucho dinero que antes se repartía entre todos los estudios mencionados y el usual título sorpresa. Por poner un ejemplo, Take-Two generó la mitad de dinero con Red Dead Redemption 2 y todo su catálogo de juegos con cualidad online como GTA V y NBA 2K19.

El mercado ha girado directamente al free-to-play, un modelo que antes funcionaba bien en móviles e incluso en PC, pero no en consolas y Fortnite ha entrado a este mercado poniendo imponiendo condiciones porque puede hacerlo.

Microsoft actualiza la barra de juego de Windows 10 con nuevos widgets

También hay errores individuales. EA apostó por lanzar Battlefield V sin un battle royale (llegará en un par de meses de forma gratuita) y la jugada salió mal ya que este juego no vendió tan bien. Activision perdió a Bungie y a Destiny con ella, no habla muy bien Activision que desde Bungie celebraran la separación como si de un gran logro se tratase. Por su parte, la Nintendo Switch está levantando el vuelo pero no llegó a las previsiones esperadas por Nintendo. Estos errores también se representan con castigos en el valor de sus acciones.

Posible crisis económica

Otro de los factores importantes es que muchos analistas han señalado el período entre 2019 y 2020 como un período de recesión y posible crisis económica. Estas previsiones no siempre se cumplen pero hace que los accionistas no inviertan en artículos de primera necesidad como son los videojuegos, en estos casos puede que prefieran dejar el dinero en bancos o en industrias más estables.

Tenemos que tener claro que los videojuegos no son muy fiables como inversión, las grandes compañías han tenido altos y bajos desde el principio y ahora están en un momento de confusión en el que siguen produciendo contenido para un estilo de jugador que ha evolucionado a un consumidor del free-to-play.

Veremos como avanza en este aspecto para adaptarse, Electronic Arts acaba de lanzar Apex Legends, por ejemplo, lo cual es una declaración de intenciones bastante clara, el resto tendrá que seguir esa línea o una parecida.