La controversial casa japonesa de videojuegos, Konami, ha dado un importante, aunque tardío paso en la búsqueda por cambiar los polémicos sistemas de monetización que aplica la industria de videojuegos.

Konami anunció hoy que dejarían de vender la moneda interna de Pro Evolution Soccer 2019, myClub Coins, en el país de Bélgica, eliminando los micropagos de su título de fútbol profesional.

El comunicado oficial dice que “respetamos por completo la decisión de la Comisión de Juegos de Azar de Bélgica, en su interpretación de las leyes relevantes de su país y hemos decidido implementar cambios localizados para PES 2019 en Bélgica”.

Aunque la venta de myClub Coins queda eliminada, los jugadores podrán gastar las monedas que aún tengan en sus cuentas y adquirir los beneficios de las mismas sin ninguna restricción. Cabe acotar que estas monedas pueden ganarse a través del juego, pero a un ritmo muy lento claro está.

El año pasado, Bélgica tomó una postura decisiva en contra de las cajas de botín, al considerarlas como una modalidad de juegos de azar sin licencia que se le estaba vendiendo a menores de edad, un delito grave nacional e internacionalmente.

Compañías como Square Enix, Activision Blizzard y Take-Two Interactive emitieron tibias respuestas negativas a esta determinación, pero silenciosamente removieron las cajas de botín de sus sistemas de micropagos, con el fin de apaciguar las aguas en la nación europea.

Sin embargo, Electronic Arts se manifestó vocalmente en contra de estas prácticas, al acusar a Bélgica de difamación al considerar sus prácticas de delictivas, estando dispuestos a desafiar a la Comisión de Juegos de Azar de Bélgica en las cortes del país.

EA entraría en razón y detendría su desafío a la nación europea, cerrando sus cajas de botín en su exitoso juego FIFA 19 en Bélgica. Ahora, el rival de FIFA, PES 2019 ha terminado de cerrar sus micropagos, sin ningún tipo de problemas.