THQ Nordic sigue enriqueciendo su portafolio al comprar distintas IPs ya establecidas en la industria. En este caso, Koch Media, una subsidiaria de THQ Nordic anuncia a través de un comunicado de prensa que han adquirido al estudio checo, Warhorse Studios por 37.6 millones de dólares. Esta desarrolladora es relativamente joven y tiene un solo juego, Kingdom Come: Deliverance.

Todo para THQ

THQ Nordic ya tiene un largo historial de adquisiciones de este tipo, siendo las más recientes Kingdom of Amalur y Copernicus que pertenecían al desaparecido 38 Studios. De acuerdo a THQ, no podrán publicar nada de estos juegos sin el visto bueno de la publicadora EA. Por otro lado, su adquisición más importante hasta el momento es Darksiders, a la cual incluso dieron vida con una tercera entrega lanzada a finales del año pasado. Con la adquisición de Warhorse Studios se espera una secuela de su único juego o, al menos, un juego del mismo estilo escrito por Dan Vavra, co-fundador de Warhorse Studios.

Ha pasado justamente un año desde el lanzamiento de su único juego, Kingdom Come: Deliverance. Este título se lanzó en PlayStation 4, Xbox One y PC y según algunos reportes, el título se vendió bien alcanzando el millón de copias en su primera semana. En el comunicado de prensa de hoy, Koch Media menciona el juego alcanzó las dos millones de copias vendidas a principios de este año por lo que vendió bastante bien para ser el primer juego del estudio.

No es casualidad que el trato se haya dado entre estas dos partes, Deep Silver, otra subsidiaria de THQ Nordic fue la publicadora y distribuidora de Kingdom Come: Deliverance. Fue de esta manera que ambos estudios se conocieron y así fue como su relación creció. “Creemos que el respaldo de THQ Nordic y Koch Media nos dará un impulso adicional en nuestra misión de llevar juegos emocionantes a nuestros clientes y ampliar las fronteras de la industria del juego”, comentó el CEO de Warhorse, Martin Fryvaldsky.

'Darksiders II: Deathinitive Edition' llegará a Switch en septiembre

Un guión controvertido

Por otra parte, habría que recordar la controversia que se generó alrededor del director creativo del juego, Dan Vavra. El año pasado varios medios de comunicación denunciaron que su juego era racista y machista por no incluir personajes de color ni mujeres en su historia, Vavra se ha defendido varias veces diciendo que concibieron el juego como uno históricamente correcto.

Para ello contrataron a autoridades históricas que conocieran de la época del Imperio Romano y del reino de Bohemia que le mostraron que no había gente de color habitando esa zona y que las mujeres no podían participar en esos asuntos o si quiera mostrarse en público en muchas ocasiones.

Aunque otros medios le dieron un espacio para su defensa, algunas partes de la comunidad decidieron pasar a ataques personales a través de redes para que Vavra retirara o modificara su juego. El desarrollador hasta ahora ha hecho caso omiso de las acusaciones y ha mantenido el juego con la misma narrativa desde el lanzamiento.

Ni Koch Media, ni THQ Nordic mencionaron nada al respecto de esta controversia que persiguió al estudio por un par de meses. Lo más probable es que, tras esta adquisición haya un lanzamiento en este mismo universo que pretenda ser históricamente correcto y allí veremos si los nuevos dueños de Warhorse Studios manejarán esta situación de una manera distinta.