Muchos imaginarían que las obras creadas en la industria de la animación llegan de la mano de personas que poseen una experiencia vasta en el área y, por lo tanto, su edad debería reflejar tales atributos; sin embargo, no siempre los años son un indicativo de grandeza y Nana Hoshiki lo demostró recientemente con su debut.

Hoshiki lanzó hace unos días su primera obra ‘Inshin no Yuki’ (Tidings of Snow) en las páginas de la revista ‘Margaret (especialista en mangas); lo más sorprendente no es eso, sino que la joven lo logró con apenas 13 años, un increíble paso en una de las industrias más competitivas del territorio nipón.

Además, parece que Hoshiki no solo es una excelente dibujante, sino que sabe cómo atrapar a su audiencia con su narrativa fluida e intrigante, lo que tiene a sus seguidores en las redes sociales hablando sobre su impresionante creación.

Y no solo los fanáticos están impresionados, también el editor veterano de la Shogakukan, Tomofumi Arito, destacó que:

En toda mi larga carrera como editor de manga, jamás he visto a una joven de 13 años hacer algo igual. Esto es verdaderamente asombroso.

Otros comentarios en los medios sociales apuntan a cómo estando en primero de secundaria ya ha logrado tanto; asimismo, expresaron sus mejores deseos sobre querer seguir viendo las creaciones de Hoshiki en el futuro cercano.

Dark Horse lanzará una edición especial del manga de las CLAMP 'Wish'

Aunque esta no es la primera vez que un artista de poca edad logra escalar a la fama en la industria del manga. De hecho, la mangaka Machiko Satonaka (nacida en 1948) logró su debut a los 16 años con su obra ‘Pia no Shouzou’ en 1964; más adelante, Satonaka se hizo acreedora de varios premios, incluyendo el ‘Kadokawa Manga Award’ en 1982 por su ‘Karyuudo no Seiza’ (Constellation of the Hunter).

Indudablemente, la edad no es un impedimento para el éxito y Nana Hoshiki lo dejó bien en claro.