Luego de que listáramos a Anthem como uno de los juegos más anticipados para este comienzo de año, parece que la expectativa generada fue demasiada para un título que está recibiendo críticas por todos lados y de las que será difícil recuperarse. Actualmente el juego tiene una nota de 60 puntos en su versión para PC en Metacritic y 63 en PlayStation 4. La versión de Xbox One por su parte aún no tiene suficientes análisis pero los pocos que tiene van por el mismo camino que sus versiones hermanas.

Pero ¿a qué se debe que un juego como Anthem este fracasando de esta manera? Anthem está en manos de una de las publicadoras más exitosas del mundo, Electronic Arts, y en Bioware, el estudio responsable de joyas de la pasada generación como Dragon Age y Mass Effect. Para empezar, se habla mucho de problemas técnicos y de rendimiento en todas las plataformas, incluso muchos reportan que el parche del primer día no ha arreglado prácticamente nada y que más bien ha “roto” cosas que funcionaban bien.

Problemas técnicos

Anthem ha sido víctima de problemas de servidores desde la primera demo VIP que se publicó hace un mes, muchos jugadores ni siquiera pudieron probarla pero, al ser solo una demo, muchos dejaron pasar esto pensando que el juego estaría listo en su lanzamiento. Sin embargo, no hay que investigar mucho para saber que el título tiene graves fallas de rendimiento, una multitud de bugs que obligan a reiniciar el juego cada vez que algo sucede.

El parche del primer día listaba una larga lista de errores que supuestamente desaparecerían una vez descargáramos los 5 GB que pesaba el parche, pero muchos jugadores reportan que aún hay problemas. Uno de los errores más reportados es que el juego se cierra sin previo aviso en PC y tienes que reiniciar todo, un error tan molesto como inexplicable porque puede suceder en cualquier momento. Otro de los errores más mencionados es que el menú de elección de Alabardas, el juego pierde el sonido y debes reiniciar para poder jugar de nuevo.

Por si fuera poco hay problemas de balance, la Alabarda Tormenta puede aprovecharse de bugs con los poderes elementales para hacer mucho daño a los jefes y reducirlos a cenizas en cuestión de segundos. Por último, las pantallas de carga infinitas siguen estando presentes incluso las PCs más potentes disponibles en el mercado, lo que indica una mala optimización de recursos y en líneas generales que el título está en el mercado sin haber sido bien desarrollado y trabajado, está incompleto.

Pero olvidemos los problemas técnicos por un momento, como dijimos en el caso de Metro Exodus, estos problemas se arreglarán tarde o temprano, los grandes estudios siempre intenta cubrir las huellas de sus errores con parches y eventualmente lo logran.

Repetitivo y sin alma

El verdadero problema de Anthem reside en su diseño en general, en el núcleo que lo hace un videojuego y no un producto de cualquier otro medio. Como su núcleo tiene problemas esto hará que el juego sea un 60/100 para siempre a menos que los estudios involucrados estén dispuestos a meter mano en su producto y cambiar drásticamente la manera en qué este se desarrolla en nuestras manos.

El portal Gamespot califica a Anthem con un 6/10 y dicen que Anthem tiene buenas ideas pero que falla en la ejecución de estas, “es un título medio hecho, una mitad buena y otra mala”, comentan. Desde IGN le dan un 6.5/10 y agregan que la verdadera diversión de Anthem está cuando ya vas a terminarlo pero que el camino es “tedioso y repetitivo”. Por último, en PC Gamer hablan de “misiones repetitivas, botín aburrido y un final de juego decepcionante”.

Estas parecen ser las principales críticas del título de Bioware, estamos ante un juego que directamente no es divertido y que ofrece tareas y trabajo más que actividades lúdicas e interactivas con la promesa de un botín que mejora nuestras capacidades para una siguiente tarea.

Solo hay un puñado de misiones y estas se resumen en ir a un lugar y matar enemigos, ir a un lugar y escoltar a una persona, explorar para buscar o destruir un objeto, etc. Al final, el juego se resume en una misma misión reciclada cientos de veces en las que debemos acabar con enemigos de la misma manera. Si no hay un camino a la felicidad sino que la felicidad es el camino, Bioware se encarga de que el camino sea una tortura para muchos.

Desafortunadamente esto no es una sorpresa, Anthem fue concebido como un juego free-to-play, un título que está destinado a mantenerte enganchado haciendo tareas varias por una recompensa. Esta modalidad se ha vuelto bastante común hoy día pero solo funciona bien en cierto tipo de juegos y bajo ciertas modalidades que benefician al jugador que más horas dedica con recompensas valiosas y, según reportan los jugadores, Anthem nunca te recompensa por las acciones que haces, al menos no lo suficiente.

Apex Legends toca la puerta de los Esports

Un cooperativo en solitario

Otro aspecto que ha sido muy criticado es el aspecto online cooperativo. Dejando de lado los problemas iniciales para conectar con amigos, parece que cuando finalmente lo haces Anthem no sabe muy bien qué quiere de sus jugadores ni lo que ofrece. Siendo más claros, Bioware vendió Anthem como un juego online en cooperativo pero todos los analistas comentan que es directamente más fácil jugar en solitario.

Jugar con amigos es complicado cuando no todos están de acuerdo en seguir la historia y escuchar los diálogos, el botín y los retos son completamente individuales lo que hace que jugar con conocidos no tenga ningún sentido. Por último y como falla más importante, Anthem no provee al jugador de ninguna herramienta comunicativa interna para hablar con tus compañeros. Si caes en combate y necesitas que te revivan, no hay manera de avisar a tus compañeros durante el caos de la batalla.

Este es un problema inexplicable, lo cual hace que la opinión Games Radar cobre sentido. “Anthem no sabe qué quiere ser, tiene fallas graves y claramente no está terminado”. El juego se publicitó como un título basado en el cooperativo pero no deja de comunicar en cada decisión de diseño que es mejor jugar solo para obtener mejores resultados.

Una historia anecdótica

Por otro lado tenemos la historia, un aspecto que ha dolido mucho a los fans más veteranos de Bioware ya que la creación de mundos y personajes es uno de los puntos más fuerte del estudio. Obviamente no haremos spoilers pero se habla de una historia vacía, personajes inconsistentes y poco interesantes y que lo poco salvable del mundo queda completamente opacado por la decisiones con el diseño de misiones que hacen que la trama sea un rehén del farmeo.

Así es, para avanzar en la historia estamos obligados a realizar una serie de tareas secundarias que son muy tediosas y que requieren de horas indeterminadas para realizarse. Hay que cumplir ciertos retos como acabar con algunos enemigos muy poderosos que solo aparecen de manera aleatoria, estas tareas se hacen en el modo libre donde tendremos que explorar incesantemente un escenario vacío en busca de enemigos que no sabemos si aparecerán.

Una vez que acabemos con estas misiones es que tendremos la posibilidad de avanzar en la historia, Anthem incluso atenta contra su propio guión al ponerlo detrás de una serie de requisitos que solo existen para alargar artificialmente la vida del juego.

John Doe en forma de juego

Todo lo mencionado parte de un problema de concepción al momento de desarrollar el juego, Anthem no sabe si quiere engancharte para venderte cosméticos, contar una historia, alentar el juego en equipo o ponerte a trabajar por botines que puede que te gusten.

Al final intenta hacer todo esto y mal, ya que incluso su decisión de centrar el juego alrededor de los botines al final de la misión falla en la ejecución. Normalmente este tipo de juegos ofrecen una interfaz dinámica para acabar una misión y en seguida saltar a la siguiente o a tu inventaron. No obstante, en Anthem el jugador está obligado a volver a Fort Tarsis cada vez que termina una misión y el intercambio de Alarbadas, equipo, armas y habilidades se vuelve un actividad molesta que toma demasiado tiempo por las pantallas de carga de por medio.

De acuerdo al editor en jefe Kotaku, Jason Schreier, Anthem pasó por muchos problemas en su desarrollo, el título no avanzaba y Electronic Arts intentaba solucionar el estancamiento al designar más personas al proyecto. En su artículo de hace más de un año, comenta que luego de hablar con algunos involucrados en el proyecto, el desarrollo estaba siendo muy difícil y había sido reiniciado varias veces. Esto explicaría las inconsistencias en el diseño del cooperativo y la falta de identidad del juego.

Conclusiones

La verdad es que esperamos que esto no sea el último clavo en al ataúd de Bioware, Mass Effect: Andromeda rindió muy mal y este sería su segundo juego con malas críticas y terribles ventas. La pelota está del lado de la cancha de Electronic Arts, sus accionistas se mostraban dudosos en su última conferencia así que tendremos que esperar para saber lo qué sucederá con Bioware, corren el riesgo de ser clausurados ya que ahora pertenecen a la multinacional.

Anthem es un videojuego concebido bajo las presiones de Electronic Arts y que ha querido ser un título que ocupe todos los frentes que intenta ocupar los títulos AAA de hoy en día. Abarca mucho pero no aprieta mucho más allá de la calidad gráfica indiscutible, lo que lo hace un título incompleto condenado a solo mejorar levemente con el paso del tiempo gracias a los parches. A no ser que Electronic Arts nos sorprende anunciando un “rework” del título, algo poco probable y que requeriría un trabajo de introspección y reflexión para el que no hay mucho tiempo en la industria actual.