El poderoso conjunto multinacional de Esports, Gen. G, ha presentado de manera oficial a los tres jugadores profesionales que conformarán su equipo de Apex Legends.

Siguiendo la tendencia de organizaciones como 100 Thieves, Cloud9 o G2 Esports, Gen. G ha saltado a la oportunidad de plantar su bandera en la escena competitiva del reciente bombazo de Respawn y Electronic Arts.

A través de su Twitter oficial, Gen. G presentó a los jugadores Chris Schaefer (Grimreality), Ted Wang (Silkthread) y Tim Olson (Dummy) como sus jugadores oficiales de Apex Legends, destacando a los dos primeros de esta lista como caras familiares en el mundo de los Esports.

Grimreality y Silkthread participaron en la temporada inagurural de la Overwatch representando a lados opuestos de Los Angeles, con el primero siendo el DPS de Los Angeles Valiant y el segundo siendo también el DPS de Los Angeles Gladiators.

Silkthread haría oficial su retiro de las competiciones de Overwatch a finales de 2018, volviendo a jugar por entretenimiento personal al shooter de Blizzard. Pero al parecer no pudo negarse a la posibilidad de volver a los escenarios competitivos con esta generosa oferta de Gen. G.

Dummy entra al equipo tras un pasado exitoso como competidor de Team Fortress 2, formando parte de las organizaciones Team Liquid y, más recientemente, de NRG, quien también se encuentra armando una escuadra para Apex Legends.

EVO Championship Series 2019 revela su alineación de juegos

El cabecilla de las operaciones de Gen. G, Arnold Hur, se ha expresado en favor de la posibilidad de Apex Legends de convertirse formalmente en un Esport. “Creemos que Apex Legends es uno de los juegos más prometedores para los Esports, y nos emociona haber encontrado un grupo de jugadores talentosos con el compromiso de crear un gran equipo”.

Hasta los momentos se desconoce si Respawn convertirá a Apex Legends en un Esport de manera formal, pero la cantidad de equipos, streamers y competiciones amateurs que se están desarrollando de manera constante, resulta cuestión de tiempo que terminen de habilitar una competición formal del Battle Royale que ha revolucionado 2019.