La poderosa compañía Riot Games ha dado un paso importante de cara al replanteamiento de las actitudes internas de la compañía y de la comunidad de jugadores de League of Legends al presentar a su nueva directora en jefe de la diversidad Angela Roseboro.

Tras su reciente paso en un rol de similar envergadura en la compañía Dropbox, Roseboro está especializada en manejo de personal y en estudios internos de empresas, estando altamente capacitada para la importante tarea que ha de llevar a cabo.

La compañía se ha enfocado en atacar la actitud marcadamente sexista de la compañía, que ha sido denunciada en múltiples oportunidades por empleadas y ex empleadas de Riot Games, llevándolos a organizar un fuerte número de acciones al respecto.

Denuncias sobre sexismo y discriminación interna han sido notorias a pesar de los mejores intendos de Riot por cubrirlas

Con la creación de diversos departamentos y equipos internos que ofrecen una serie de lecciones enfocadas en combatir la diversidad, la discriminación y el acoso obligatorias para todos sus empleados, de las cuales Riot ha presentado que acumulan hasta 12.000 horas totales de entrenamiento.

Sin embargo, Riot no se siente conforme con esto y tomó la decisión de operar con organizaciones externas con el objetivo de evaluar objetivamente estas operaciones encabezadas por Roseboro.

Aunque Riot ha declarado oficialmente que ha analizado decenas de casos e investigado a cientos de empleados de manera profunda, llegando incluso a tomar acciones administrativas y despidos formales a empleados cuyos historiales no son los ideales, no han sido específicos en esta situación al no dar nombres.

¿Y en qué queda la comunidad?

Esta nueva postura de atención interna encabezada por Roseboro conducirá inevitablemente en la dirección de revisar y evaluar los valores impuestos y presentados por la comunidad de jugadores.

Si bien el anonimato de internet siempre ha brindado una protección a los comportamientos nocivos de muchas personas, el que estos se conviertan en virales los llevan a convertirse en costumbres cada vez más públicas.

Vaevictis Esports incendió la controversia de la escena competitiva de League of Legends por el flagrante sexismo que sufrieron en su debut

El controversial caso del equipo ruso Vaevictis Esports encendió las alarmas de manera pública y notoria de que la toxicidad se encuentra presente en ciertos estratos de la escena profesional del Esport más famoso del mundo, haciendo que se propaguen con mayor facilidad.

Para Riot Games no es positivo de ninguna manera permitir que estos comportamientos se mantengan rampantes y, aunque ya ha advertido disciplinariamente a los equipos RoX y Vega Squadron, es pertinente que tome acciones más estrictas que sirvan de ejemplo para los jugadores