La Overwatch League continúa en marcha al ya cerrar su tercera semana de competición y, al igual que en la temporada inaugural, con New York Excelsior a la cabeza de todo el torneo.

En el evento estelar del pasado domingo, New York Excelsior batió por 3 partidas a una a Seoul Dynasty para conseguir su sexta victoria consecutiva para mantenerse invictos a la cabeza de la División Atlántica y de toda la liga.

Los numeritos

Por un amplio margen, el conjunto neoyorkino es el más ganador de partidos oficiales de la Overwatch League, ganando 46 juegos por solo 11 derrotas, dando un porcentaje de éxito superior al 80% de las rondas jugadas.

Pero no solo se refleja ese dominio en las partidas totales ganadas, sino que también está presente el poder de New York Excelsior en cada encuentro individual, con 167 ganadas y 69 derrotas, un porcentaje positivo del 70,76%.

Para entender la fortaleza de esta estadística, al compararlo con el vigente campeón London Spitfire se puede ver una marcada diferencia con su récord de 36 victorias por 22 reveses, llegando a un 60% promedio. Cabe acotar que Spitfire marcha en la novena posición total, un abismal comienzo para el campeón reinante.

Blizzard suspende a más de 18.000 usuarios por comportamientos inadecuados

Dominio real

Jjonak es probablemente el jugador más destacado de toda la competición, y la estrella indiscutible de New York Excelsior

Un partido de NYXL es un evento en si mismo, al haber capturado la forma perfecta del Overwatch competitivo y destilarla de tal manera que el entretenimiento pasa a la capacidad de sus rivales para poder predecir y actuar en consecuencia.

Sus rivales han podido sacar alguna victoria dentro de cada duelo, pero ha sido muy común ver al Excelsior recomponerse de esos obstáculos y pasar con facilidad por encima de sus oponentes.

Preclasificados

Su más reciente triunfo sobre Seoul Dynasty ha colocado a New York Excelsior como el primer clasificado matemáticamente para los playoffs de la primera tanda de la temporada, un gran paso en la dirección de alcanzar el ansiado título.

Su derrota en la pasada ronda semifinal de la temporada inaugural del torneo ante Philadelphia Fusion ha sido el golpe más fuerte que ha sufrido este poderoso conjunto, lo que le valió muchas burlas al haberse “ahogado” en la ronda final tras haber dominado durante toda la temporada.

Pero ahora todos tienen clara una cosa, Excelsior va por la corona y que no va a detenerse.