La organización NRG Esports sigue dando pasos en la dirección de establecer un grupo de jugadores de alto nivel para Apex Legends al fichar al joven Brandon Winn (Ace) como jugador y streamer.

Ace entró al mundo de los Esports como jugador de Counter Strike: Global Offensive en 2017 y al año siguiente lograría su mayor reconocimiento profesional al llevar a su escuadra eUnited al tercer lugar en el Americas Minor Championship y cerrar su temporada en el séptimo lugar global.

Tras cerrar 2018, Ace se separaría de eUnited y pasaría a dedicarse a transmisiones personales de Apex Legends, lo que le valió la llamada de NRG Esports, que se encuentra a la caza de nuevos talentos dedicados a este título.

Declaración de intenciones

El potencial de Esports de Apex Legends sigue creciendo de manera consistente al seguir dándose movimientos de parte de organizaciones como G2, Cloud9 o Gen. G, que están dando pasos agigantados para que este juego sea un Esport real en el menor tiempo posible.

Es de destacar que ha sido NRG Esports quien comenzó realmente a reclutar jugadores de Apex Legends dispuestos a establecer un equipo profesional antes que los demás, al estar convencidos de que este juego está destinado a ser un deporte electrónico.

H1Z1 cambia su nombre a Z1 Battle Royale para volver con fuerza al mercado
NRG comenzó antes que nadie a buscar jugadores de Apex Legends que estuvieran dispuestos a jugar y transmitir sus partidas bajo su bandera

Pocos días después del estreno de Apex Legends, NRG hizo públicas las contrataciones de Coby Meadows (Dizzy) y Richard Nelson (KingRichard) como sus nuevos talentos que se dedicarían a representar a este conjunto en el Battle Royale de Respawn y Electronic Arts.

Dizzy es un notable exjugador de CS:GO al igual que el recientemente fichado Ace, mientras que KingRichard es un jugador de Fortnite que ha migrado a Apex Legends debido a la relevancia que este nuevo juego ha traído a la palestra.

Sistema perfeccionado

Mientras organizaciones, jugadores, streamers y aficionados se encuentran a la espera de una postura oficial de parte de EA y de Respawn, Apex Legends ha superado los 50 millones de descargas y cada día más personas se encuentran pendientes de sus transmisiones en Twitch y de noticias relacionadas en la red.

Para muchos, los Battle Royale son ideales para convertirse en Esports, al esencialmente incorporar en su mismo concepto el elemento competitivo exacto para ser divertido y emocionante al mismo tiempo.

Si a eso se suma el factor entretenimiento que Apex Legends trae en si mismo, resulta casi imposible que no se convierta en un fenómeno de los Esports en corto tiempo, pero debe estudiarse la mejor manera de presentarlo.

Lo único seguro es que Apex Legends tendrá competiciones, sean oficiales o no, y que los equipos más grandes de Esports van a jugar para ganar.