La dirección que los Esports han tomado desde el surgimiento de la Overwatch League parece ser en gran medida la que muchoas compañías pretenden seguir, entre ellas la casa matriz de Blizzard, Activision.

La poderosa compañía americana ha dejado saber que pretende reconfigurar el sistema de competencia de su juego más importante, Call of Duty, para emular es estilo de franquicias que ha dispuesto la Overwatch League.

Según reportes de ESPN, Activision ya ha comenzado a reunirse con partes interesadas en reservar puestos para una liga de franquicias al estilo de los deportes tradicionales estadounidenses para Call of Duty.

La Call of Duty World League es la actual competición de Esports de este título, pero muy seguramente será totalmente reinventada para emular a la Overwatch League

Confianza recompensada

Las fuentes han dejado saber que Activision está solicitando un costo de 25 millones de dólares por reservación de franquicia, una inversión importante que le da al proyecto una fuerte exigencia de éxito en el mundo de los Esports.

Aunque ya han aparecido partes interesadas dentro de la escena competitiva de Call of Duty como el equipo FaZe Clan, la primera opción de compra de franquicias está dada a las compañías que invirtieron previamente en la Overwatch League.

Activision se encuentra muy complacida por las organizaciones que invirtieron en la gran aventura de Esports de Blizzard desde el principio, así como con aquellas que se unieron en la expansión de la OWL de 12 a 20 equipos, por lo que valida la confianza brindada al darles la primera opción de adquirir franquicias para Call of Duty.

Overwatch Workshop permitirá a los jugadores crear nuevos héroes
La poderosa escuadra FaZe Clan es una de las primeras en tocar la puerta de Activision sobre esta nueva dirección

El dinero habla

Por otro lado, esta exposición monetaria de 25 millones de dólares puede terminar considerandose un precio inicial de entrada, al tener en cuenta que la demanda por franquicias deportivas siempre está en incremento.

Podemos citar el ejemplo del equipo Los Angeles Rams de la NFL. Cientos de millones de dólares fueron empleados en realizar el traslado de los Carneros de la ciudad de St. Louis a Los Angeles, al considerar a la plaza californiana como una franquicia mucho más viable que Missouri.

Es una idea similar la que ofrece este sistema de Esports, llevando a un incremento de 20 a 60 millones de dólares en el costo de las franquicias de la Overwatch League entre la temporada inaugural y la actual.

Si la idea de una liga profesional de franquicias de Call of Duty logra calar en el sistema y atraer compañías dispuestas a invertir, los Esports alcanzarán una dimensión que los acercará más a los deportes tradicionales definitivamente.