Cuando pensábamos que este tipo de problemas y prejuicios iban desapareciendo poco a poco, recibimos la noticia de la prohibición de jugar PUBG Mobile en la ciudad de Rajkot, ubicada en la región más occidental de la India. Mientras se redacta esta nota otras tres ciudades de la región, Surat, Gir Somnath y Bhavnagar también extienden la prohibición a sus territorios y los arrestos van en aumento.

De acuerdo a IBT, las autoridades indias consideran que el popular battle royale está haciendo más violenta a la población infantil y que los problemas de adicción al juego son algo a tener en cuenta. En otro artículo se comenta que esta prohibición ya existía en esta ciudades pero solo para las zonas escolares a raíz de la carta de un niño de 11 años que calificaba el jugo como “droga”.

Aunque la idea de moderar el tiempo que dedican los menores a los videojuegos es una idea que necesita apoyo y que ya se está dando en China, las formas de las autoridades indias caen en la ignorancia y el desinterés.

Este tipo de decisiones, en este caso amparadas en el código 188 del código penal indio que exige la detención de cualquier persona con comportamiento violento, deberían estar basadas en la investigación científica y no solo en rumores y noticias sin contrastar. Desde IBT comentan el caso de un adolescente que apuñaló a su cuñado por haber gastado la batería de su teléfono celular, supuestamente al ataque de ira nació de la imposibilidad de jugar PUBG Mobile en un celular descargado.

También está el caso de un adolescente que robó a sus propios padres para invertir en micropagos del juego. Más allá de estos condenables casos, no se hace un contraste con la población que juega PUBG Mobile y con los que efectivamente son violentos y si son violentos por el battle royale o por otras razones.

Según The Indian Express, la medida es solo temporal y durará hasta el 30 de marzo, además, los arrestados “solo” perderán su teléfono celular, tendrán antecedentes por “desobedecer a una ley impuesta por un servidor público” y luego irán a casa sin pagar fianza. No obstante, siguen habiendo problemas con esta implementación forzada de un menor tiempo de juego en menores.

Autoridades sin interés

El primer problema de esta nueva ley es que deja claro que las autoridades indias no tienen claro si el problema con el juego son los micropagos y la adicción o simplemente un prejuicio sin fundamentos sobre la violencia que pueden generar en la sociedad, parece una medida de miedo ante lo desconocido combinado con una falta de interés reprobable.

El segundo problema es que, en el caso de que se quiera realmente prohibir estos juegos por alguna razón, debería pasar con todos y no solo con PUBG Mobile. Cualquiera que conozca un poco de la industria sabe que como PUBG hay cientos de juegos muy parecidos y que Fortnite es aún más popular y representa el mismo nivel de violencia en sus mecánicas. Sin embargo, la prohibición es solo para el título de Bluehole, lo cual deja en evidencia el nivel de la investigación que hicieron previamente.

Sega reducirá el número de juegos digitales tras bajas ventas en 2018

Por otro lado ¿qué pasa con la versión para escritorio de PlayerUnknown’s Battlegrounds? Si la policía de Rajkot descubre la existencia de Steam, imaginamos que comenzarán a allanar casas para llevarse esposas a adolescentes irresposables. Mientras más se pondera lo sucedido en estas ciudades, más tintes ridículos adquiere.

El tercer y último problema es que van más de 10 arrestos y solo la mitad de los arrestados son menores de edad, solo imagina tener más de 30 años, estar jugando en tu teléfono celular y que la policía aparezca, confisque tu dispositivo y te espose por disparar a pixeles en una pantalla. Es decir que tampoco hubo parámetros para determinar si había que limitar a los menores de edad o a toda la población.

Reacciones 

Por su parte, Eurogamer intentó contactar con PUBG Corp para saber qué opinaban al respecto de esta nueva ley y los arrestos a lo que respondieron:

“Apreciamos el apoyo y la confianza que nos brindan nuestros jugadores de PUBG Mobile. Si bien nos esforzamos por brindar la mejor experiencia de juego posible a nuestros fanáticos, también creemos que es extremadamente importante ser un miembro responsable del ecosistema de juego. Con este fin, trabajamos constantemente y continuaremos trabajando con diferentes partes interesadas, incluidos padres, educadores y organismos gubernamentales, escuchando sus comentarios sobre lo que podemos hacer para mejorar la experiencia general de PUBG Mobile.

“Para fomentar un entorno saludable y equilibrado en el juego, estamos desarrollando numerosas funciones y mejoras nuevas que nos permiten proporcionar un entorno para que los jugadores disfruten de PUBG Mobile de una manera responsable y gratificante. Nos sentimos honrados de tener una comunidad apasionada de PUBG Mobile en la India y en todo el mundo y agradecemos sus comentarios para hacer de PUBG Mobile el mejor juego de todos los tiempos”.

Recordemos que Tencent y NetEase han impuesto medidas en China para evitar que los menores de edad puedan jugar títulos online sin el permiso de sus padres y que solo pueden jugar cierta cantidad de horas durante la semana, no estaría mal que estas medidas se vayan globalizando y adaptando a distintos mercados. Cuidar de la población que en el futuro se hará cargo de nuestra sociedad es importante, por ello se entienden las motivos del gobierno indio mas no sus medios.

Estaremos atentos a más detalles de este asunto y a las reacciones de la comunidad internacional al respecto. Recordemos que varias investigaciones sobre los micropagos terminaron por llevar a diferentes países de la Unión Europea a prohibir las cajas de botín en su territorio, así que no se descarta que la medida se extienda por toda la India, algo que según, IndiaToday, el gobierno indio ve con buenos ojos.