Con gran consternación se ha recibido la noticia del fallecimiento del fundador del estudio Take-Two, el ciudadano Ryan Brandt a la temprana edad de 49 años, sin que hasta los momentos se sepan más detalles de su deceso ni las circunstancias que rodearon al mismo.

La triste noticia fue anunciada por el centro de eventos y cremación denominado Quattlebaum el cual se encuentra ubicado en el sector de Palm Beach en la ciudad de Florida.

Un portavoz del estudio ofreció una declaración a los medios donde manifestó la profunda tristeza que embargó a todo el personal cuando se enteraron de la lamentable partida de Ryan Brand quien quedará en el recuerdo de todas las personas que compartieron con él durante tantos años, a la vez que aprovecho la oportunidad para manifestar un profundo agradecimiento a Ryan Brandt por las tantas contribuciones aportadas, a la vez que extendió sus condolencias a sus familiares y amigos.

Un hombre con una amplia visión del entretenimiento interactivo

Pudiera decirse sin temor a equivocación que Ryan Brand fue siempre un hombre asertivo cuando de entretenimiento interactivo se trataba y esta visión comenzó desde el mismo instante en que fundó la compañía Take-Two en el año 1993, donde se desempeñó como CEO hasta febrero de 2001.

Durante ese período compró BMG Entertainment, lo que lo llevó a ser titular de los derechos de Gran Theft Auto y la posterior fundación de Rockstar Games en el año de 1998.

Posteriormente en el año 2001 procede a retirarse como CEO pero se mantuvo como presidente de la compañía durante varios años más para finalmente asumir un cargo no ejecutivo como vicepresidente de producción hasta que se separó del estudio en 2006.

El trabajo de Ryan Brandt sentó sin lugar a dudas las bases para el éxito actual de la compañía a pesar de que en muchas ocasiones estuvo en contra de los reguladores, por lo que en el año de 2005, Ryan Brandt y otros gerentes de alto nivel de la compañía resolvieron una queja de la Comisión de Bolsa y Valores por prácticas que inflaron los ingresos trimestrales del estudio.

Finalmente en el año de 2007, Brandt llegó a un acuerdo con la SEC y se declaró culpable ante la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York por los cargos relacionados con las prácticas de retroactividad de opciones sobre acciones durante su tiempo como CEO y presidente. A Ryan Brandt le sobreviven su esposa, sus cuatro hijos y sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *