Todo parece indicar que ‘Anthem’ y BioWare generaron un antes un después dentro del estudio pues muchos de los trabajadores del estudio revelaron que tuvieron una terrible experiencia con ‘Anthem’ debido a los casos de Crunch extremo y presión insostenible que derivaron en graves problemas personales como ansiedad y depresión. Entre los datos expuestos, se encuentran detalles relacionados con el desarrollo de ‘Dragon Age 4’ apuntando a que el mismo no ha comenzado con buen pie.

Según un reporte de Kotaku, la producción de ‘Dragon Age 4’ habría comenzado en 2017 con Mark Darrah y Mike Laidlaw como encargados del proyecto. Sin embargo, ‘Anthem’ y todos sus problemas habrían ocasionado que el equipo tuvo que reiniciar el proyecto para poder evitar cometer los mismos errores que con el polémico ‘Anthem’.

Algunos de los problemas que tuvo que afrontar el equipo encargado de ‘Dragon Age 4’ se relacionan con el hecho de que su presupuesto se trasladó hacia ‘Anthem’ y por ende la nueva entrega de la franquicia de juegos de rol tendría que reiniciar prácticamente desde cero.

‘Anthem’ como piedra de tranca de ‘Dragon Age 4’

BioWare no ha confirmado esta información y no es algo que sorprenda teniendo en cuenta que el estudio esta totalmente enfocado en corregir los errores y poder rescatar los errores de ‘Anthem’. A pesar de que se tenían esperanzas de poder disfrutar de la nueva entrega de ‘Dragon Age 4’ dentro de poco tiempo, todo parece indicar que tendremos que esperar mucho más y lo más probable es que llegue para la siguiente generación de consolas.

Según el reporte de Kotaku, EA y BioWare prefieren esperar a solucionar todos los problemas con ‘Anthem’ antes de poder adentrarse en el desarrollo de ‘Dragon Age 4’. Por los momentos les recordamos que ‘Anthem’ recibió una nueva actualización que modifica los desafíos de los legionarios.