En esta oportunidad es noticia lo acontecido en el mundo de los deportes electrónicos, donde por norma general no existen altercados de ninguna índole, pero causó sorpresa que en la competición oficial la liga de Esport de NBA 2K haya arrancado con una pelea entre los participantes cuando uno de los integrantes de un equipo acabó enfrentándose con los integrantes del equipo rival.

Este altercado de lo más inusual aconteció entre los equipos Celtics Crossover Gaming y Hawks Talon GC por lo que una vez finalizada la pelea, la NBA 2K League a impuso una multa y la posterior suspensión a los tres jugadores involucrados en la pelea.

A través de un comunicado ofrecido por el director general de la liga, Brendan Donohue, el supuesto instigador del penoso incidente fue multado con la cantidad de $500 y le acarreará la suspensión de un juego mientras que Hawks Talon GC Connor “Dat Boy Shotz” Rodrigues cumplirá la suspensión de un juego y finalmente “Mel East” Kasana de Celtics Crossover Gaming también se le impuso una multa de $500.

Dicha suspensión entrará en vigencia el 25 de abril cuando su equipo juegue en el GC 76 y la suspensión de Dat Boy Shotz se efectuará el 19 de abril contra Jazz Gaming.

Preludio de la tormenta entre los participantes

Según se pudo conocer, el incidente comenzó una vez que Talon GC venció a Crossover Gaming 68-58 y cumpliendo el ritual consistente en que los jugadores de ambos equipos se ponen en filas para darse apretones de manos, oFA se abstuvo de cumplir con el ritual no dando la mano a Rando jugador de Talon GC.

Randó respondió empujando a oFA por lo que inmediatamente el personal de seguridad intervino para separar a los contendientes, momento en el cual se interrumpió la transmisión de manera inmediata.

Es muy sabido que en este tipo de competiciones existen muchas rivalidades y tensiones e incluso aspavientos que efectúan los participantes ante las cámaras, pero la mayoría de las veces la cuestión no pasa a mayores, pero en esta oportunidad definitivamente los participantes no tuvieron espíritu deportivo.