La noticia del día han sido las declaraciones de Mark Cerny, representante de Sony, quien ya ha dado una idea de cómo será PlayStation 5, de la cual también dijo que no llegará en 2019. Todavía hay muchas personas tratando de asimilar la información, descubriendo que las especificaciones de PlayStation 5 son más que positivas, sobre todo esa retrocompatibilidad tan deseada con PlaySation 4.

Sin embargo, hay un detalle que pasa desapercibido porque es solo eso, un detalle, pero es innegable que es curioso. Los controles de movimiento, PlayStation Move, también serán compatibles con PlayStation 5, y es que entre otras cosas, Cerny confirmó que Sony seguirá apostando fuerte por la realidad virtual (solo hay que ver el primer PlayStation State para confirmarlo) y, claro, PlayStation VR funciona con estos controles de movimiento que en algún momento fueron un chiste de la industria.

Éxito inesperado

Nintendo lanzó Nintendo Wii en 2006, esa consola que por su aproximación casual y unos controles de movimiento que atraían a los menos jugones, se convirtió en la consola más vendida de la generación y de la historia de Nintendo. También había un control pro clásico, pero todos los juegos funcionaban con el wii mote y el nunchuk, los controles de movimiento parecía que habían llegado para quedarse.

Sobre todo cuando cuatro años más tarde, tanto Sony como Microsoft lanzarían Kinect y PlayStation Move como su vertiente de tecnología de movimiento. El de Microsoft era el más avanzado de los tres, incluso detectando al dueño de la consola al entrar en la habitación, sin embargo tuvo una muerte trágica cuando Microsoft declaró que Xbox One venía en un combo inseparable con el nuevo Kinect 2.0. La reacción fue tan negativa que Microsoft tuvo que tragarse sus palabras, y parece que los Kinect también porque están descontinuados.

El PlayStation Move por su parte ni siquiera pasó por una fase de éxito, siempre se vieron como una copia de los Wii Mote, pero más feos y con menos juegos para usar. Sin embargo, Sony decidió aprovechar estos controles cuando se lanzó al mercado de la realidad virtual con PS VR, un mercado que ha logrado vender más de 5 millones de dispositivos desde su lanzamiento y que necesita de los PlayStation Move para usarse, sobre todo si planeas convertirte en un Jedi con ritmo.

Con la confirmación de que PlayStation VR será compatible con PlayStation 5, estos pequeños controles se aseguran su presencia por otra generación. Si la nueva consola de Sony sale en 2020, como todos esperan, los jugadores estarán usándolos al menos por 6 años más, algo impensable cuando se lanzaron.

Desaparecidos en acción

También hay otros rumores que apuntan a que Sony lanzará PlayStation VR 2 con la nueva generación, sin embargo, la primera versión no dejará de ser compatible, tanto por el precio que pagaron los jugadores como por la naturaleza de esta tecnología que no ha dado un gran salto en videojuegos durante los últimos años.

Dicho esto, Sony tendrá que resolver el problema con estos controles, un problema que no está relacionado con su calidad sino con su disponibilidad. Desde que PS VR despegó, es difícil comprar estos controles en varias zonas del mundo, algunos deben recurrir a comprar controles usados por más de 100$. Como se nota que ni Sony estaba pensando en que de repente iban a venderse bien.