Tras el terrible incendio y destrucción parcial de la histórica catedral de Notre-Dame de París, muchas compañías y grupos de interés se han abocado para apoyar la recuperación de este monumento histórico. Ubisoft ha sido una de estas empresas.

Anunciando que donarían 500.000 euros para la reconstrucción de la catedral. Al ser la empresa de videojuegos francesa de mayor notoriedad, es un gesto ejemplar de su parte.

Pero no ha sido solamente este donativo de Ubisoft lo que ha llamado la atención en este caso, sino el anuncio en su portal web de que su juego Assassin’s Creed Unity sería presentado gratuitamente en su servicio Uplay.

Assassin’s Creed Unity es considerado como uno de los juegos que ha adaptado de manera más exacta una locación real como París.

Honrando a Nuestra Señora de París

La elección de Assassin’s Creed Unity ha sido tomada por estar basado en la ciudad luz durante los sucesos de la Revolución Francesa, reconstruyendo grandes monumentos de la ciudad de aquel tiempo.

Entre ellos está, evidentemente, la catedral de Notre-Dame de París, reconstruida con exactitud en la mayoría de sus aspectos y que muchos han señalado como una de las mejores adaptaciones de una construcción real.

“Nuestra intención es darles la oportunidad a todos de ver la majestuosa belleza de Notre-Dame de la manera que mejor podamos” reza el comunicado de Ubisoft.

Por lo que tomaron la decisión de ofrecer Assassin’s Creed Unity de manera gratuita para los jugadores de PC en su servicio Uplay, exclusivo para los títulos de la casa francesa.

Unidad desvirtuada

Assassin’s Creed Unity es uno de los juegos más discutidos de la franquicia más lucrativa de Ubisoft, al ser considerado inferior a otras entregas de la saga.

A diferencia de entregas previas de esta franquicia, Unity estuvo plagado de errores técnicos en su jugabilidad y funcionamiento que hacían irrelevante lo detallado de sus diseños originales.

Un juego con ideas ambiciosas que no pudieron ejecutarse apropiadamente, Assassin’s Creed Unity quedó como uno de los juegos con menor afición en la franquicia.

Pero la exactitud de la rendición de la ciudad de París ha sido la carta de presentación de este juego, y Ubisoft ha podido trasladar ese nivel de diseño a su entrega más reciente, Assassin’s Creed Odyssey.