Con el poder que la industria de la animación japonesa ha obtenido en las últimas décadas, a pesar de sus fallas, muchas grandes corporaciones internacionales han fijado su mirada en ciertos nichos del mercado, a fin de expandir su visión de distribución y comercialización.

Este es el caso de Sony, cuya filial Aniplex en Shanghái se encuentra tras el mercado del anime en el país. De acuerdo con Wen Shijun, un investigador cultural para el Global Times, se destaca que el principal objetivo es:

Aniplex registró una filial en Shanghai en enero, después de que algunos de sus productos, incluidos los juegos para teléfonos inteligentes como Fate/Grand Order, se popularizaran en China. […] La subsidiaria se enfocará en expandir los negocios de licencias de derechos y explorar el desarrollo de la propiedad intelectual local. […] La verdadera intención detrás de este movimiento es que Sony quiere una parte del mercado chino.

Ciertamente, este es un gran paso en la incursión de Sony dentro de la industria de la animación, especialmente tras la adquisición de Funimation el pasado octubre del 2017.

Adicionalmente, el reporte del Global Times señala que el crecimiento del mercado del anime en China ha sido vasto desde hace años. Detalladamente, en el 2018 el valor del mercado alcanzó los 174.7 mil millones de yuanes (US$20.06 mil millones), lo cual denota un crecimiento del 13.7% en comparación a los registros del 2017.

No obstante, hay que considerar que Aniplex enfrenta a contendores tanto locales, como extranjeros que operan también dentro del territorio chino. Por ejemplo, la presencia de las sucursales de ‘Walt Disney Studio‘, así como la firma china ‘Alpha Group’ han marcado su huella por igual.

Sea cual sea el resultado, Sony está tomando las mayores medidas en el momento, en particular después de reportar algunos problemas con sus negocios orientados en la tecnología en el país; aunque aún falta ver el enfoque con el que orientará su paso por la competitiva industria de la animación.