Sony sorprendió a todos hace unos días cuando delegó la tarea de revelar algunas especificaciones de la próxima PlayStation 5 a Mark Cerny. No es que Cerny sea poca cosa, de hecho es el diseñador tanto de la nueva consola como la de la actual PlayStation 4, sino que estos detalles se suelen revelar en grandes eventos de junio o diciembre y no en comunicados de prensa en abril.

Sony pica delante

Luego de que se asimilara la información y se celebrara que PlayStation 5 sea retrocompatible con PlayStation 4, mucho se preguntaron por qué Sony decidió anunciar tan pronto las especificaciones de su consola, después de todo la consola no llegará este año. Y al parecer Jason Shcreier, editor de Kotaku, escuchó la verdadera razón de esta decisión.

Según pudo escuchar Schreier, Sony ya ha mandado algunos kits de desarrollo a varios estudios y planea seguir haciéndolo en la próximas semanas y meses. Imaginamos que muchos de estos estudios estarán preparando una entrega para PlayStation 4 y ahora querrán hacer un lanzamiento intergeneracional o directamente lanzarla en PlayStation 5. Con la enorme cantidad de estudios en esta situación, las filtraciones iban a ser pan de cada día y Sony ha decidido evitar las filraciones con la simple técnica de ser transparente primero que nadie.

Sony presentaría la PlayStation 5 en febrero del 2020

Control de información

Más allá de lo que pudo haber escuchado Schreier, lo cual parece muy lógico, esto está muy relacionado con la noticia de que Sony no iría al E3 de este año. Para muchos, era una terrible noticia que significaba que la compañía carecía de juegos para mostrar y por ello se saltaba la convención. Sin embargo, también apuntamos al hehco de que Nintendo había hecho lo mismo alguna vez y había puesto la mayor carga de sus anuncios en los Nintendo Direct.

Poco después Sony anuncio el primer episodio de State of Play, quizá no fue el mejor stream de Sony pero ya indicaba que su intención principal es controlar la información ellos y no los rumores de internet. El E3 se había vuelto un problema y ahora son un poco más libres de anunciar las cosas cuando quieran, anteriormente hubiese tenido que esperar hasta junio para hablar de PlayStation 5 y se corría el riesgo de que una filtración arruinara la sorpresa.

Scchreier confirma, más o menos, lo que apuntamos inicialmente, Sony quiere controlar la información sobre sus productos y la decisión de no presentarse en el E3 fue más una consecuencia de este deseo de control que de una falta de juegos y de planes para sus plataformas y licencias.