Son días duros para cualquier empleado en la industria de los videojuegos y el asunto es más complicado cuando el trabajador de turno está involucrado en un juego con problemas internos y externos. Anthem no fue lo que esperábamos y, aunque ya han pasado un par de meses y el juego ha corregido muchos errores, algunas elementos como el loot siguen siendo una queja constante por parte de los jugadores.

Cosecha lo que siembras

Por si fuera poco, la idea de “reparar” el juego mediante DLCs y constantes actualizaciones no resultó ser tan buena como se creía, sobre todo porque hace unos días se anunció en retraso en la mayoría del contenido importante que llegaría en abril. Al parecer el estudio está teniendo muchos problemas internos que no les permiten avanzar y empezar a arreglar los problemas que tiene el juego.

Además, Anthem es parte de la modalidad de juego como servicio, por lo que no se pueden tomar descansos para determinar qué hacer, “el show debe continuar” y hay que seguir produciendo contenido mientras la comunidad de jugadores pierde la paciencia, ser el desarrollador en ese instante no es una experiencia placentera. Es por ello que Jesse Anderson, Community Manager del juego ha usado su cuenta de Twitter para sincerarse respecto a todo.

Un trabajo duro

“A veces hay muchas conversaciones internas y debo dejar de comunicar cosas temporalmente para evitar dar información errada”. Anderson había estado siendo criticado y practicamente acosado en sus redes sociales porque no había comentado nada del futuro del juego en unas semanas. Además, también había sido el protagonista de un stream en donde quiso mostrar la nueva Stronghold del juego y el chat de Twitch no paraba de escribir “loot” haciendo su trabajo muy difícil.

“El último stream fue muy duro para mi, no voy a mentir. No pude responder preguntas que la gente quería que respondiera y era muy difícil tomar preguntas que se relacionaran con el contenido que estábamos dispuestos a mostrar”. Anderson incluso comenta que quiso abrir cofres durante el stream y bromar sobre ello pero la situación lo había puesto nervioso y no quiso atreverse a decir nada fuera de lugar.

Más transparencia, mejor comunicación

Sin embargo, Anderson promete una mejor comunicación en el futuro. Dice que ha aprendido la lección y que ahora comentará de lo que hablará en cada transmisión antes de hacerla. Anderson es el puente entre el estudio y sus fans, por lo que se podemos imaginar que este papel de mediador está desgastándolo, sobre todo cuando los desarrolladores aún no resuelven los problemas de loot y él debe responder preguntas que no tienen respuestas.

Respecto al loot, comentó que no había más información que la que ya se dijo anteriormente cuando se habló del retraso del contenido, básicamente Bioware aún busca la manera de monetizar el juego de una manera que deje contentos a Electronic Arts y a los jugadores y eso tomará tiempo. Por suerte ya sabemos que están armando un nuevo equipo de trabajo para esto y están buscando nuevo talento para que los ayude con esta tarea.

El empleado de Bioware finalizó su hilo en Twitter pidiendo paciencia a los jugadores diciendo que puede que siga comentando más cosas respecto a este tema luego cuando tenga tiempo. Las reacciones fueron mixtas, algunos apoyaron a Bioware y entienden la situación, mientras que otros se mostraban más críticos y compararon el juego con Mass Effect: Andromeda.

La comunidad está a la espera

La situación con el juego es muy complicada, ya lo mencionamos en los problemas del desarrollo del juego y cómo Bioware prácticamente apuró todo el título en un año. Normalmente un lanzamiento de un juego así al menos gana tiempo a los desarrolladores para pensar en cómo hacerlo mejor con actualizaciones, pero la comunidad no ha tenido tanta paciencia esta vez, detalles de trabajar con EA, una compañía que genera muchas emociones pero no paciencia.

Por ahora los jugadores pueden disfrutar del parche 1.1.0 que trae algunas mejoras de interfaz y Sunken Cell, la nueva stronghold. El resto del contenido como las guilds y el evento cataclismo ya no tienen una fecha estimada de lanzamiento.