Microsoft ha ofrecido una pequeña guía a todos los miembros de la comunidad Xbox para que el contenido se mantenga “limpio” en las plataformas de Microsoft. Las consecuencias por romper las reglas de la comunidad también fueron actualizadas y ahora se pueden leer más fácilmente.

Hay una diferencia

Lo que ha llamado más la atención es que Microsoft ahora abraza los comentarios que se pueden decir durante los momentos más competitivos de una partida o torneo, lo que se conoce en términos anglosajones como “trash-talk”. En vez de limitarse a decir directamente que los insultos y malas palabras no serán aceptados dentro de su comunidad, Microsoft ha ido un paso más allá intentando explicar la diferencia entre trash-talk y acoso.

“Lo entendemos: los juegos pueden ser competitivos y las interacciones con otros jugadores pueden subir de tono rápidamente. Un poco de trash-talk a es una parte esperada del competitivo online, y eso no es algo malo. Pero el odio no tiene cabida aquí, y lo que no está bien es cuando esa charla basura se convierte en acoso”, podemos leer en el cuarto apartado de las reglas de la comunidad.

Luego contínúan: “Trash-talk incluye cualquier broma alegre o jactancia que se centra en el juego en cuestión y fomenta una competencia sana. El acoso incluye cualquier comportamiento negativo que sea personalizado, perturbador o que haga que alguien se sienta incómodo o inseguro”. Después y, por si fuera poco, ponen unos cuantos ejemplos bastante comunes en el competitivo online de cualquier juego actual.

Según Microsoft frase como “Get destroyed. Can’t believe you thought you were on my level” (Destruido. No puedo creer que creyeras estar a mi nivel) son parte del trash-talk cotidiano pero una versión de esta yendo demasiado lejos sería algo como “Get <sexual threat>. Can’t believe you thought you were on my level”, es decir lo mismo pero con una amenaza sexual en el medio.

Los siguientes ejemplos son iguales y queda claro que los insultos racistas, las amenazas por ganar o las incitaciones al suicidio simplemente no pertenecen a la comunidad de Microsoft.

Castigos severos

Más abajo podemos ver las consecuencias de nuestros actos en caso de romper alguna regla. Estas incluyen la restricción al juego online o directamente la prohibición de poder comunicarse con otros jugadores usando la plataforma de Xbox. Si no sigues las reglas de Microsoft, puedes quedar aislado del resto tal como en un capítulo de Black Mirror.

Escribir un comentario