La reñida carrera por el World’s First de Crucible of Storms (Crisol de Tormentas) de World of Warcraft ha terminado con la sorpresiva victoria de la hermandad europea Pieces.

Esta mini-raid del MMO más famoso del mundo había sido una sorpresiva espina en los costados de los jugadores en la más alta dificultad, al no poder superar a su jefe final, Uu’nat, el Presagísta del Vacío.

Muchos jugadores experimentados explican que Uu’nat no es particularmente el enemigo más duro del juego, pero se maneja con mecánicas muy complejas que requieren una coordinación muy buena de los jugadores.

Un auténtico testamento de la capacidad de las hermandades especializadas en mazmorras para superar enemigos difíciles con trabajo en equipo y coordinación perfecta, Pieces se ha hecho con esta gran victoria.

Momento en el stream en el que Pieces derribó a Uu’nat, el Presagísta del Vacío.

Transmitido a todo el mundo

La tendencia que inició con la raid Uldir de transmitir los intentos por superarlas en dificultad mítica antes que nadie comenzó cuando el grupo Method mostró su World’s First de esta batalla.

Para la Batalla de Dazar’alor el evento se transformó en una competencia entre organizaciones dedicadas a estos logros, ganando una gran fanaticada en Twitch y un seguimiento constante en Twitter y en Raider.io.

Pero en el caso de Crucible of Storms no se esperaba una carrera del todo, al ser solo una pequeña raid de tan solo dos jefes. Eso fue hace dos semanas.

El 18% de los jugadores europeos pagaría por el streaming de videojuegos

Nunca se pensó que las hermandades más destacadas sufrieran tanto por esta batalla, y mucho menos se pensaba que Pieces sería quien se llevaría el laurel.

Ni Method ni Limit

La poderosa hermandad Method se quedó corta en esta carrera a pesar de haber logrado uno de los mejores intentos registrados en la batalla contra Uu’nat, dejándolo en un 2% de vida.

Los norteamericanos de Limit respondieron a la presión e impusieron el mejor récord hasta el momento, llegando a un 1% antes de caer batidos por el enemigo. Lamentablemente, cerca no es suficiente.

La alineación utilizada por Pieces para lograr el World’s First de Crucible of Storms.

Pieces se decidió a alcanzar el triunfo usando la fuerza bruta, al mandar a sus mejores DPS a hacer polvo a Uu’nat con una gran insistencia que les llevó a superar esta mini-raid en dificultad mítica tras 731 intentos.

El portal Wowhead, especializado en World of Warcraft, ha detallado los puntos importantes de esta victoria, incluyendo la alineación de clases y especializaciones que hicieron falta para superar esta mini-raid.

El usuario de Twitch ThinkTwice2784, y miembro de Pieces, grabó la batalla y el momento en el que obtuvieron el World’s First, un logro que quedará en la historia de World of Warcraft.