La cancelación de un juego siempre es decepcionante para todos, sobre todo para los desarrolladores. Normalmente no nos enteramos de los proyectos cancelados porque los estudios no los hacen públicos hasta que están seguros que seguirán adelante con el, eso evita que nos hagamos ilusiones innecesarias.

Una década en desarrollo

Desafortunadamente este no fue el caso con Scalebound un proyecto enorme que juntó a Microsoft y Platinum Games en un intento de nutrir el catálogo de Xbox One. El proyecto llevaba dando vueltas por las oficinas de Platinum desde 2007 y era desplazado por proyectos como Bayonetta o Wonderful 101. Hasta que Microsoft se ofreció a publicar el juego en Xbox One.

Se anunció en la E3 del 2013 como un exclusivo para Xbox One, juntaba a una publicadora con alcance y calidad con un estudio muy querido y con títulos siempre por encima de la media. Teníamos uno de los títulos más prometedores de la generación, hasta que Microsoft anunció su cancelación en enero del 2017. Fue fácil suponer que la culpa fue de Microsoft pero Atsushi Inaba, productor principal del estudio decidió aclarar las cosas.

Nadie discute solo

En una entrevista con VGC, el productor dijo que «no fue fácil ver como los fans criticaban a Microsoft». Según él este tipo de cancelaciones nunca son culpa de un solo lado «en realidad, ambos lados fallamos», comentó. Y cuando se le preguntó cuáles fueron los errores de Platinum dijo que no hicieron todo lo que tendrían que haber hecho como desarrolladores.

«Obviamente no puedo entrar en detalles, porque hay reglas de interacción entre ambas partes. Queremos asegurarnos que nuestra publicadora, la que nos dio una oportunidad de hacer un juego en primer lugar, sea maltratada», comentó el japonés que luego negó que por esta experiencia es que Platinum haya intentando publicar sus propios juegos.

De esta manera, Platinum Games le hace un gran favor a Microsoft a quien muchos vieron como la culpable desde el principio, incluso dijo que quizá habían anunciado el juego demasiado pronto. La verdad es que muchos esperan que el proyecto vuelva en algún momento, aunque no queda muy claro si la razón de la cancelación fueron aspectos insalvables entre ambas partes.

Apuntaba alto

Scalebound iba a ser un RPG de mundo abierto en donde controlaríamos a Drew, en los pocos tráilers mostrados se le veía con un look parecido al de Nero de Devil May Cry V y acompañado de un dragón al que podía controlar y montar. Por su puesto, se habían anunciado una gran variedad de armas, armaduras y habilidades que le daban mucha profundidad al juego.

Nunca se reveló en qué consistía la historia pero sí se contó que su mundo se llamaba Draconis y que la presencia de jinetes de dragón era común. Platinum quizá tenía entremanos un éxito si lograba llevar sus impecables mecánicas de combate al juego, pero probablemente nunca lo sabremos.

En el lado positivo tenemos que Platinum está desarrollando un título exclusivo para Switch, Astral Chain, y que resulta casi tan prometedor como Scalebound y llegará el 30 de mayo.

https://youtu.be/moFpyssHL58

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *