En el último reporte financiero de EA, los líderes de la compañía, Andrew Wilson y Blake Jorgensen hablaron del presente y futuro de Anthem con los inversores. Ambos afirmaron que Anthem no cumplió con sus expectativas de ventas, pero también confirmaron que piensan apostar aún más fuerte en Bioware con el juego y sus DLCs.

No fue suficiente

Electronic Arts esperaba que Anthem vendiera entre 6 y 8 millones de copias durante su primer mes de lanzamiento, hace unos meses parecía que iba a llegar tranquilamente a esa cifra ayudado por una gran campaña de marketing y la calidad de diseño de videojuegos de Bioware. No obstante, la crítica ha sido dura y justa con este nuevo intento de Bioware y esto ha terminado por afectar las ventas del juego.

Esto nos indica que aún hay mucha parte del público que espera a leer las críticas de los juegos antes de comprar un juego, y también que, por muy buena que sea la calidad gráfica de un juego, la falta de profundidad en las misiones puede afectar mucho en la cantidad de copias vendidas. Un número que desconocemos ya que Andrew Wilson se limitó a decir: “El lanzamiento de Anthem no alcanzó nuestras expectativas”.

Voces autorizadas

Sin embargo, no parecen del todo descontestos con el rendimiento del juego, lo cual nos puede hacer pensar que, a pesar de todos los problemas, Anthem no quedó tan lejos de los 6 millones que se pudieron como meta. Wilson afirmó a los inversores que no abandonarán el juego y depositó algo de confianza en Bioware.

Estamos comprometidos con el servicio para Anthem, y con entregar todo a nuestra comunidad con esta nueva IP a largo plazo. El lanzamiento de Anthem en el cuarto trimestre no cumplió con nuestras expectativas. Sin embargo, creemos en el equipo de BioWare, y también creemos en lo que se propusieron lograr con este juego: crear una nueva IP y fusionar los géneros para llegar a una nueva audiencia.

Claro está que está hablando con un grupo de inversores y no va a ser derrotista, pero tampoco vemos viable que Electronic Arts simplemene dé la espalda a años de trabajo. Hay confianza en Bioware y en el hecho de que, con el tiempo, el juego muestre una mejor cara.

Electronic Arts estrenará el Reino Mágico en Los Sims 4

También tuvo palabras positivas para el juego, según Wilson ha leído muchas opiniones sobre el juego y desde un punta de vista gráfico ha sido alabado por todos. En este sentido comentó que se han jugado más de 150 millones de horas de Anthem y que la variedad introducida con los Javelin ha gustado en líneas generales.

Por suerte, no han ignorado las críticas constructivas:

Sin embargo, también hemos escuchado comentarios de nuestra comunidad sobre los problemas que comenzaron a manifestarse a medida que el juego se estrenó, que quieren más profundidad y variedad en los modos de juego. El equipo ahora está muy enfocado en las mejoras continuas del juego, y luego traerá más actualizaciones de contenido y eventos dentro del juego que mejorarán y expandirán la experiencia de Anthem.

Es reconfortante saber que las críticas han llegado hasta el jefe de Electronic Arts y que probablemente han sido transmitidas al equipo. Ahora quedaría esperar que Bioware entienda cómo solucionar estos problemas, con un sistema de juego más divertido tendría un mayor margen de maniobra con las cajas de botín que exhasperan tanto a algunos jugadores.

Apuesta fuerte

Por su parte, Jorgensen no se quedó atrás y complementó con lo siguiente:

Continuaremos invirtiendo en Anthem, con los desarrolladores trabajando en la calidad, el contenido, los sistemas y la mecánica del juego. Es una gran IP, es original y apostaremos el doble en ella.

El desarrollo de Anthem fue rocambolesco y complicado, se esperaba que luego del lanzamiento Bioware lograra organizarse mejor gracias a que hubiese menos presión por acabar el trabajo. Sin embargo, parece que necesitan más tiempo del que esperamos inicialmente.

De igual manera, opinamos igual que Wilson y Jorgensen, ya que lo raro sería que el juego no arranque con el tiempo y comience a entregar a sus fans lo que se prometía.