Hace casi una década en el Comic Con de San Diego del 2010, Bandai Namco y Capcom anunciaron un par de juegos de lucha que combinaría los universos de sus franquicias de lucha más exitosas, Tekken y Street Fighter. Capcom lanzó su versión en 2012 para PlayStation 3 y Xbox 360 llamado Street Fighter X Tekken, mientras tanto Bandai Namco aún tiene su versión en pausa y parece que seguirá así por un tiempo.

Panorama complicado

El productor principal de la serie Tekken, Katsuhiro Harada, habló con VGC en Tokyo y no tuvo palabras muy alentadoras para los fans que esperan el lanzamiento de Tekken X Street Fighter, el productor dice que el desarrolló se detuvo cuando estaba al 30% y desde entonces no ha avanzado desde hace varios años.

“Estaba entusiasmado con el juego y todavía me apasiona, pero mi pensamiento lógico y empresarial me hace dudar”, comentó el ejecutivo que todavía quiere lanzar el juego pero cree que las cosas han cambiado demasiado y agrega: “Necesito la aprobación de Capcom, y puede que digan ‘no’ ahora”.

Al parecer todo se debe al lanzamiento de otros juegos de ambas compañías, tanto Capcom como Bandai Namco han lanzado muchos juegos de lucha desde entonces. Tanto Street Fighter V como Tekken 7 fueron lanzamientos fuertes y tuviero contenido post lanzamiento bastante robusto, lanzar un crossover sería contraproducente según Harada.

“Comenzamos a crear modelos en 3D y me gustaron mucho, se veían geniales, y el proyecto avanzó a un 30% aproximadamente. Sin embargo, cuando estábamos listos para seguir avanzando con el proyecto, Capcom lanzó Street Fighter V y luego lanzamos Tekken 7. Esos títulos son algunos de los mejores juegos de lucha de la historia y tuvieron mucho éxito. Entonces empecé a preguntarme, ¿realmente quiero intentar competir con estos grandes títulos? Podría terminar dividiendo a la comunidad. Esa fue nuestra consideración desde la perspectiva del marketing”

Pez grande y pez pequeño

Por lo tanto fueron ambas compañías quienes poco a poco fueron asfixiando la posibilidad de este crossover con el lanzamiento de entregas principales. Este problema de sobresaturación se ha dado bastante y la entrega perjudicada suele ser el crossover o spin off que cuenta con menos personal y menos apoyo de marketing. Harada quiso evitar esta situación y por ello tiene el crossover en pausa hasa que haya una ventana de lanzamiento viable.

Estos son los momentos más memorables de la San Diego Comic-Con 2019

Lo curioso y desalentador es que tanto Street Fighter V como Tekken 7 tienen 3 y 4 años respectivamente en el mercado y como mucho le quedan un par de años a cada uno antes de que los jugadores comiencen a exigir una secuela. Harada quizá debería volver al desarrollo de su crossover para tenerlo listo en el momento en que el público se canse de las entregas principales.

Dicho esto, no parece tan fácil sabiendo que deben reactivar un proceso que lleva años en pausa y que probablemente ha delegado empleados a otros proyectos. No parece que vayamos a ver el crossover de ambas franquicias pronto, al tenemos la versión de Capcom para consolarnos.