Bethesda se ha metido en problemas al presentar un proyecto de The Elder Scrolls Online que podría considerarse plagio de otra producción.

Se trata de una campaña de juego de rol de mesa de The Elder Scrolls, denominada Elsweyr, que Bethesda había comenzado a promocionar a principios de semana, con el reglamento de Dungeons & Dragons.

La promoción formaba parte de la nueva expansión del popular MMORPG de Bethesda que mantiene a los fans de The Elder Scrolls muy complacidos mientras esperan por una nueva edición de la saga.

Sin embargo, al presentarse esta campaña de rol, muchos usuarios en la página de Facebook del juego señalaron que este juego tenía muchas similitudes con otra campaña creada en el pasado.

The Elder Scrolls: Elsweyr vs The Black Road

En 2016, Paige Leitman y Ben Heisler escribieron una campaña personal de Dungeons & Dragons, pasando los controles de calidad de los usuarios y poniéndose a la venta en su tienda oficial.

Esta campaña tiene como argumento la historia de varias caravanas atacadas por una invasión de orcos y otras poderosas bandas humanoides de asesinos, diseñada para aventureros de nivel principiante e intermedio.

Imagenes de una sesión de la campaña The Black Road, que presuntamente ha sido plagiada por Bethesda para la versión de rol de The Elder Scrolls.

La presión de los aficionados a D&D fue tal que llevaron a la propia Paige Leitman a revisar ambas campañas y comparar las similitudes.

Estas fueron tales que llevó a Leitman a señalar que la campaña de The Elder Scrolls era prácticamente un plagio de The Black Road, pidiendo respuesta de Bethesda al respecto.

La compañia de videojuegos publicó un comunicado en donde explicaron la creación de la campaña de The Elder Scrolls, que fue desarrollada por el equipo de Bethesda en Holanda y escrita por el autor Karrym Herbar.

Sin embargo, Bethesda decidió cortar por lo sano y eliminar la campaña de D&D por completo de su sistema y cancelar su lanzamiento de manera oficial. Aunque no han emitido ninguna disculpa hacia Leitman y Heisler por este supuesto plagio.