El género más popular de los últimos años dentro de la industria ha sido el de los Battle Royale, al ser el tipo de juego más redituable económica y socialmente de esta generación.

Esta popularidad rápidamente impulsó la creación de un escenario competitivo en donde los jugadores más destacados pudieran participar, dándole entrada a estos juegos al mundo de los Esports.

Se está llevando a cabo la ronda final de la Fortnite World Cup, en el mismo momento en que se cuestiona el valor de los Battle Royale en el mundo de los Esports.

Sin embargo, siempre se ha tenido bajo cuestionamiento el ofrecer estos juegos como un deporte electrónico, al tener dentro de su sistema un valor aleatorio que afecta el balance del juego.

La pregunta persistente es: ¿son los Battle Royale un Esport?, la cual no tiene una respuesta simple.

PlayerUnknown’s Battlegrounds

Para poder elaborar este analisis, se deben considerar a los juegos Fortnite y PlayerUnknown’s Battlegrounds como los ejemplos de mayor valía, al ser los más representativos del género en el terreno competitivo.

Si bien existen más representantes de este género, ninguno, salvo los antes mencionados, ha hecho énfasis en tener una escena de Esports real.

PUBG comenzó con torneos en línea en las diversas áreas de sus servidores hasta llegar a un punto de alta popularidad y demanda dentro de su base de jugadores de llevar estos duelos a competencias formales.

Estas tuvieron altas y bajas en términos de audiencia y nivel de juego, que terminaron diluyéndose a medida que la base de jugadores de PUBG se redujo progresivamente.

Aunque muchos de estos jugadores migrarían a Fortnite, muchos pasaron a jugar PUBG Mobile, participando en competiciones amateur sin mayor impacto.

Fortnite

Del lado del Battle Royale más famoso del mundo ha habido mejor iniciativa para la creación de una escena competitiva viable.

La clave de ello ha sido el dinero. Con una oferta monetaria importante, se ha atraído a los jugadores más destacados de Fortnite para competir al más alto nivel.

Gracias a esa oferta, las organizaciones más destacadas del mundo de los Esports armaron equipos profesionales de Fortnite para ganar estas competencias y las sumas de dinero.

Por otro lado, estos torneos no han sido particularmente redituables para Epic Games, al no tener el arraigo de otras competiciones de Esports y ser esencialmente torneos amateurs de este Battle Royale.

Jugadores profesionales de 'Fortnite' se quejan por medidas tomadas por Epic Games

RNG, la clave de la discusión

Los Battle Royale funcionan bajo el principio del RNG (Random Number Generator, Generador de números al azar), que es el que distribuye los objetos de la partida en el mapa.

Es este el elemento más cuestionado para la adición de los Battle Royale al mundo de los Esports, al tratarse de algo completamente al azar que desbalancea la partida.

Normalmente los Esports buscan presentar contiendas perfectamente balanceadas entre cada uno de los oponentes, un sistema controlado que está presente en la mayoría de los juegos.

No así en los Battle Royale, cuyo factor caótico da para muchas sesiones entretenidas pero que no encaja con idea de un evento competitivo.

Creadores de contenido y jugadores de Esports como Shroud han comentado que se trata de este desbalance la clave de la falta de éxito sostenido de los Esports de Battle Royale, al tratarse de un tipo de juego muy caótico y desbalanceado.

Sin embargo, el creador de contenido considera que Apex Legends es el Battle Royale con mayor potencial para ser un Esport duradero y exitoso.

Insistencia

En los últimos meses se ha barajado la posibilidad de crear una competencia oficial de Esports de Apex Legends, el más reciente éxito de este género. Pero esta intención no ha sido fructifera por falta de un modelo sólido para este juego.

Los juegos de este tipo necesitarían reconducir su sistema de competencia y recompensas para poder encajar en el modelo estandarizado de los Esports.

Pero esto no ha detenido el tren de Fortnite o la insistencia de los fans de Apex Legends, al seguir mostrando excelentes niveles de audiencia en transmisiones de competencias de estos juegos en Twitch y YouTube.

Como concepto, los Battle Royale pueden no encajar con el mundo de los Esports como lo conocemos, al no premiar siempre a los mejores.

Pero un jugador hábil para sobrevivir al caos de partidas de Battle Royale de manera consistente puede darle un atractivo especial a los Esports de este género.