Las poderosas compañías japonesas Sony y Nintendo están exhibiendo sus diferencias en cuanto al contenido que permiten en sus juegos, al presentar dos versiones muy diferentes del juego Omega Labyrinth Life.

Este aparentemente inocuo explorador de mazmorras con estética de anime se convirtió en una fuente de controversia en Japón por tener un notable contenido sexual.

Las mecánicas de Omega Labyrinth Life fueron muye cuestionadas por Sony, llevando a D3 Publisher a censurar la versión de PlayStation 4.

La razón de esta situación es la postura que ha tomado Sony en cuanto al contenido de carácter sexual que está siendo permitido en los videojuegos que presentan para PlayStation 4, obligando a los desarrolladores a encontrar la mejor manera de presentar el título.

Creado por D3 Publisher, este juego con imágenes ecchi fue modificado en su contenido para poder ser presentado en PlayStation 4, y de manera muy inteligente utilizar esta censura como estrategia de ventas.

Versión “Segura” vs versión “Picante”

D3 Publisher ofreció dos campañas publicitarias en paralelo para Omega Labyrinth Life, una para PlayStation 4 diseñada para todo público.

Con el mensaje de que esta versión está diseñada para “jugar en casa de tus padres”, D3 removió gran parte del contenido sexual del juego, incluyendo las escenas en las que las chicas del juego se exhibían en ropa reveladora o sus pechos crecían por arte de magia.

PlayStation Europa recrea la motocicleta de Days Gone

Además, esta versión tendrá la mayoría de las imágenes del juego cubiertas de manera más recatada para evitar violar la política de Sony al respecto.

Por su parte, Nintendo Switch no tendrá ninguna de estas medidas. Su versión de Omega Labyrinth Life incluye los elementos de desaparición de ropa en combates, imágenes sin censura e incluso minijuegos con contenido sexual.

Uno de ellos, denominado “Paper-Rock-Scissors-Boobs” (Piedra, Papel, Tijeras y Pechos), servirá para desbloquear contenido oculto del juego, incluyendo más imágenes exclusivas y otros modos de juego.

En este minijuego el usuario podrá “tocar” los pechos de los personajes del juego, haciendoles sentir vergüenza por ello. Esto no es permitido bajo la nueva política de Sony, por lo que muchos juegos tendrán que adaptarse para sobrevivir en PlayStation 4.