Las desarrolladoras habían tenido algunos meses tranquilos respecto a las cajas de botín, pero parece que las acciones iniciadas en Bélgica relacionadas con las cajas de botín terminaron por extenderse a otros países. Ardalan Shekarabi, Ministro de Administración Pública de Suecia, ha ordenado a la SCA (Agencia del consumidor de Suecia) que investigue las cajas de botín en los videojuegos.

Según reporta Gamesindustry, la SCA hará lo ordenado y entregará los resultados de su investigación en octubre de este año. Se desconoce qué pasará a partir de entonces y que acciones tomará el gobierno sueco respecto a las famosas cajitas que han generado tantas discusiones en los foros de internet.

De mazmorras a cajas de botín

Las cajas de botín se presentaron como un mecanismo para darle un giro al contenido desbloqueable en los videojuegos, Al principio fue simpático pero con el tiempo se ha abusado de esta mecánica y ahora casi todos los juegos AAA esconden el contenido detrás de cajas de botín con premios aleatorios.

La aleatoriedad en el botín no es algo nuevo, desde los primeros juegos de rol en PC, los enemigos tenían una posibilidad de premiarte con un botín deseado o uno típico. Sin embargo, las cajas de botín están a la venta y alientan al jugador a comprar en vez de jugar para conseguir sus premios. Algunas investigaciones señalan que esto es perjudicial para la mente humana, ya que se rompe la sensación de logro.

Sin embargo, las investigaciones no han sido escuchadas en la mayor parte del mundo, al meno no lo suficiente como para cambiar las leyes, algo que sí ha sucedido en Bélgica donde las desarrolladoras retiraron las cajas de botín de sus juegos. Ciertamente, muchos gobiernos han puesto la mirada en las cajas de botín pero se centran en la relación con las apuestas y los menores involucrados sin reparar en las prácticas abusivas que también sufren los adultos.

Nintendo elimina dos juegos móviles de Bélgica por leyes sobre cajas de botín

Colaboración por el consumidor

La SCA investigará si las cajas pueden ser calificadas como apuestas o si son más bien como la lotería o un casino siempre abierto. También se investigará si hay suficiente protección para mantener a los jugadores seguros y si los más jovenes están siendo un blanco fácil para las empresas.

Por su parte, Per Strömbäck, vocero de Dataspelsbranschen, la institución que representa la industria de videojuegos en Suecia se ha mostrado colaborador con la investigación en un claro contraste con la típica defensa de las cajas de botín de otras instituciones. También dio algunas declaraciones a Gamesindustry.

“Hablando en nombre de la industria, damos la bienvenida a esta iniciativa. Estamos de acuerdo en que se trata de un problema de protección del consumidor (en lugar de la regulación de los juegos de azar como algunos han sugerido) y agradecemos el apoyo y la orientación para proteger a los consumidores. Por supuesto, la industria ya ha tomado medidas. a la luz de las críticas, a través de la introducción de nuevos indicadores en los sistemas de clasificación de edad y en Suecia, estamos en el proceso de iniciar un consejo asesor científico sobre diseño responsable de juegos”.

Si Suecia también cambia sus leyes, puede que los estudios estén en la misma situación que se conseguieron con Bélgica. También es posible que no las considere dañiñas y simplemente exija mayor protección al consumidor, o directamente las deje estar como son ahora mismo. En octubre sabremos cómo acabará esto.