Los usuarios chinos pueden acceder a Epic Games Store dentro del país a partir de hoy, a pesar de no haber presentado ninguna publicidad al respecto.

El portal chino Techweb reportó que la Epic Games Store ha sido abierta de manera oficial, permitiendo que los jugadores de este país puedan comprar los juegos que ofrece esta tienda.

Aunque las tarjetas de crédito de los bancos chinos no están habilitadas para comprar en la tienda, se han habilitado dos sistemas de pago con moneda local para casi todos los títulos de catálogo de Epic.

Llama la atención que las versiones chinas de los juegos de esta tienda tienen un costo más bajo que en Norteamérica, lo que atraerá a muchos jugadores a usar este servicio.

Perfil bajo

La idea de que Epic Games se presentara de manera tan discreta en un mercado tan amplio como el chino sorprendió a propios y extraños.

Normalmente se esperaría que Epic presentaría su tienda de juegos con un gran evento y publicaciones en redes sociales anunciando su llegada al gigante asiático, especialmente cuando se trata del proyecto más ambicioso de la compañía.

Luke Smith de Bungie se burla de Epic Games en la presentación de Destiny 2

La misión de la Epic Games Store de tomar las riendas de la distribución de videojuegos de PC y desplazar a Steam requiere del enorme mercado chino para poder llevarlo a cabo.

Fortnite, el juego más popular de Epic Games, no está disponible en China por prohibición gubernamental.

Por otro lado, esta posición cautelosa puede venir ligada a la ferrea postura de las autoridades del gobierno chino en torno a los videojuegos.

La industria se ha visto mucho más cuestionada en China por los efectos que causan en la juventud del país, considerados nocivos por gran parte del gobierno.

Por ende, Epic Games entró a este país de puntillas, para evitar ser ofensivos o provocar algún inconveniente con estas autoridades con la Epic Games Store.

De momento no se ha visto ninguna respuesta de parte del gobierno chino, y la Epic Games Store está operando sin problemas en el país, por lo que habrá que esperar para saber si habrá reacciones.