La necesidad de Tencent de sostener sus juegos ante la ley continua al haber aplicado hoy un nuevo sistema para ayudar a los jugadores a pasar menos tiempo en PUBG Mobile.

Bajo el nombre “Gameplay Management” (Manejo de juego), se trata de una serie de advertencias pop-up que aparecerán durante las partidas, instruyendo a los jugadores a tomar descansos.

Tencent desarrolló este sistema bajo los criterios de su nueva política de promover un “comportamiento sano” para los jugadores de su Battle Royale, especialmente los menores de 18 años.

Estos movimientos han sido necesarios tras los múltiples casos de intervención gubernamental en la región asiática en torno a los juegos de Tencent y específicamente PUBG Mobile.

Crisis en India y Nepal

Han sido meses muy polémicos para PUBG Mobile en la región asiática, al haberse dado numerosos casos de suspensiones de este juego por parte de las autoridades de varias naciones.

En India se suspendió el uso de este juego en los jóvenes de edad escolar bajo el pretexto de que impulsaba el comportamiento violento de estos chicos en situaciones sociales.

En varias ciudades ocurrieron arrestos por conductas violentas, llevando a las autoridades a concluir que PUBG Mobile era “peor que las drogas”.

En Nepal ocurrió una declaración similar por parte del estado, pero, a diferencia de India, el asunto fue apelado y resuelto en las cortes de aquel país, señalando que la suspensión de un videojuego violaba la libertad de expresión.

PUBG celebra el 2do aniversario de Horizon: Zero Dawn con nuevas skins

Tencent, quien regenta la distribución de este Battle Royale, ha tenido que hacer múltiples declaraciones para poder mantenerse en actividad en sus mercados más importantes.

Deshauciados en casa

Pero ha sido en su propio país de origen, China, donde Tencent ha tenido que combatir más las regulaciones gubernamentales sobre sus juegos.

Habiendo perdido el permiso para distribuir legalmente juegos de gran presupuesto por ser “culturalmente ofensivos”, Tencent también dejó de recibir el aval de seguir dando soporte a PUBG Mobile dentro de China.

El Battle Royale fue considerado como inapropiado por las autoridades chinas, por lo que Tencent decidió rediseñarlo como un nuevo juego patriótico.

Bajo el nombre Game for Peace, esta marca estaba autorizada por el gobierno chino y transmite propaganda sobre sus fuerzas militares, que combaten al terrorismo internacional.

Esta versión es esencialmente un mod de PUBG Mobile, que les ha permitido sobrevivir a la censura del gigante asiático.