PUBG Mobile se ha convertido en el battle royale más descargado y jugado en el mercado móvil, PUBG Corp está teniendo más exito con este juego que con su versión “mayor” en PC. El juego es toda una sensación en Asia, tanto así que ha ocasionado problemas en algunos países como la India. Desafortunadamente esta cantidad de jugadores tan alta también significa otra cosa también, tramposos.

Jugando cuesta arriba

Algunos jugadores han estado usando software de terceros para que sea este el que apunte por ellos, las trampas en los shooters siempre han estado pero ahora son muchos más los que los usan amparados por el anonimato del internet. Además de mejorar tu puntería, te permite ver la ubicación de tus enemigos en todo momento, es muy difícil ganar a una persona que usa softwares.

El problema es cuando no es un caso aislado sino al menos la mitad de la comunidad, al igual que sucede con Apex Legends, la mayoría de los tramposos se consiguen en los servidores asiáticos por alguna razón y estos representan más de la mitad de los jugadores totales. PUBG Corp ha publicado un comunicado en su página web para responder por las quejas de los usuarios que inundan los diferentes foros en internet.

10 años en la banca

El comunicado se enfoca en calmar a los jugadores y a dejar claro que entienden la molestia de los jugadores legítimos y que los desarrolladores están igual de molestos por esta situación. Tomarán nuevas medidas para detectarlos más rápido y, una vez lo hagan, la cuenta de este jugador quedará suspendida por 10 años o, lo que es lo mismo, no podrá volver a usarla.

El problema es que la desarrolladora no entró en detalles de cómo hará esto, no queda claro cómo detectará a los tramposos ahora y qué pasará realmente con sus cuentas. Además, basta con abrirse una nueva y seguir molestando a los otros jugadores, es definitivamente un tema complicado porque es imposible controlar cada movimiento de la escena hacker en el mundo.

A tener en cuenta

Por otro lado, algunos jugadores se han mostrado preocupados porque algunos usan aplicaciones de terceros que no están funcionan para hacer trampa, sino que mejoran el rendimiento del juego en algunos smartphones. Puede que PUBG Corp confunda esto con softwares maliciosos y se expulsen a jugadores legítimos.

Tendremos que esperar para saber en qué queda esto, PUBG Corp se ha mostrado colaboradora con las autoridades de distintos países para regular el tiempo de juego en menores, esperemos que ponga el mismo interés en este problema que no permite disfrutar el juego a todos.