En el año 2017, AM General, el fabricante de los vehículos Humvee, demandó a Activision por la inclusión del vehículo militar en la franquicia de ‘Call of Duty’. Este caso continúa hoy en día pero Activision está tratando de que sea desechado alegando que se trata de un ataque directo a la primera enmienda.

Tal y como informó The Hollywood Reporter, la presentación de Activision la semana pasada comienza con:

“Este caso no es más que un ataque directo al derecho de la primera enmienda a producir trabajos creativos que representan de manera realista la guerra contemporánea. AM General LLC, un contratista del gobierno que fabricó vehículos Humvee militares para el ejército de los Estados Unidos, trata de utilizar la ley de marcas registradas para controlar a mera representación de esos vehículos en el juego de ‘Call of Duty'”.

El uso de los derechos de marca pretendidos para restringir el contenido de obras expresivas es peligroso en cualquier circunstancia. Pero las reclamaciones en este caso son particularmente graves porque involucran un vehículo militar de los Estados Unidos pagado por los contribuyentes estadounidenses y desplegado en todos los conflictos militares importantes durante las últimas tres décadas.

Activision estrena Call of Duty: Mobile para Android y iOS

Los Humvee con un elemento fijo de los militares estadounidenses modernos y son una parte esencial al momento de recrear cualquier conflicto dentro de una franquicia de videojuegos tal y como sucede con ‘Call of Duty‘.

Por su parte, AM General expresa que Activision ha ganado millones de dólares haciendo uso de sus vehículos dentro de sus juegos sin reportarle dividendos al fabricante, lo que va en contra de sus derechos. Por los momentos el juicio sigue en pie y se espera que dentro de los próximos meses se tome una decisión que permita llegar a un desenlace dentro del conflicto entre ambas partes.