Google finalmente ha compartido detalles de Google Stadia, su servicio de juegos por streaming. Lo ha hecho a través de una transmisión que habían anunciado hace unos días, esta duró alrededor de 30 minutos y nos dejó una sensación agridulce, aunque no dejamos de tener esperanza para el futuro de esta nueva plataforma que, como esperábamos, comenzará poco a poco y solo en algunos países.

60 frames siempre

Tendremos que acostumbrarnos a Phil Harrison, quien fuera vice presidente ejecutivo para Sony Interactive Entertainment es ahora el jefe de Google Stadia, será la cara más visible de Google alrededor de esta plataforma y el encargado de comunicarnos todo lo relacionado con las novedades y posibles cambios. Fue él quien inició la presentación de Project Stream hace unos meses y también fue él quien comenzó esta presentación, la primera Stadia Connect.

Según Harrison, solo necesitaremos de una pantalla y una conexión a internet para jugar en Google Stadia, aquí ya empezamos con la letra pequeña porque los televisores necesitarán de un Chromecast, aunque era de esperar. Al parecer, esta será la única plataforma que tendrá un requisito de hardware ya que tanto las PCs, como las tablets y smartphones podrán acceder desde Google Chrome. El Pixel 3, además, tendrá una aplicación especial para hacerlo todo más fácil.

Google está apuntando a que las mejores conexiones puedan jugar a 4K, 60 frames por segundo y sonido envolvente 5.1. Los que quieran acceder a esta calidad tendrán que tener al menos 35 Mbps de velocidad, los que quieran una resolución de 1080, necesitarán una de 20 y los que apunten a la resolución más baja, 720, solo necesitarán de 10. Para la mayoría de países estas condiciones son bastante accesibles, aunque llegar o no a estas velocidades no solo dependerá de tu proveedor sino de la cercanía de los servidores de Google.

Según Harrison, han estado trabajando con muchos estudios para optimizar tiempos de carga y mucho más. No dijeron ningún nombre directamente pero en la presentación pudimos ver la siguiente imagen momentáneamente.

Muchos estudios, pocos juegos

Bandai Namco, SEGA, Bungie, EA, Bethesda, Ubisoft… Google está armando un buen equipo para esta plataforma. La mala noticia es que solo algunos juegos de estas compañías estarán disponibles durante el lanzamiento. Por ejemplo, en la web de Stadia podemos ver que Wolfenstein: Youngblood, TES: Online y Rage 2 representan el catálogo de Bethesda, no está Skyrim, ni Fallout 4 o 76, este es un ejemplo de lo corto que se queda el catálogo inicialmente.

Por si fuera poco, las predicciones estaban bastante erradas y la filtración de hace un par de horas estaba en lo cierto. Stadia solo ofrecerá algunos juegos por catálogo como EA Pass o PlayStation Now, pero las novedades y estrenos tendrán que comprarse aparte. Esto cambia las cosas, ya que entonces Stadia se está concibiendo como si fuera una consola más que debemos “mantener” y “alimentar” para que nuestra suscripción no sea dinero perdido. Eso sí, una vez compramos el juego, es nuestro para “siempre” y estará atado a nuestra cuenta de Google.

Stadia Pro

La suscripción finalmente será de US$ 9.99 pero tiene truco, primero debemos pagar por el “pack de fundadores” a un precio de US$ 129, esto nos dará acceso a Stadia Pro, el plan premium de esta plataforma, que nos dejará disfrutar de la resolución 4K. Si no formamos parte de Stadia Pro, solo podremos jugar a 1080p aunque tengamos una excelente conexión apta para 4K.

Por último, en este espectro de limitaciones y malas noticias, el servicio estará disponible inicialmente solo en 14 países, aunque obviamente han comentado que planean llegar a más países eventualmente. Por ahora se podrá disfrutar en Norteamérica y parte de Europa.

Buen trato

Estas son las malas noticias, ahora hablemos de lo bueno. El pack de fundadores que mencionamos incluye un control de Stadia edición limitada, un Chromecast Ultra, la posibilidad de elegir el nombre que quieras en Stadia, tres meses de Stadia Pro y un pase de tres meses para un amigo o familiar.

Honestamente no es un mal precio para quien quiera apostar por este modo de juego, recordemos que una consola cuesta más de US$ 300 dólares, por poner un ejemplo. Tanto el control como el Chromecast Ultra cuestan US$ 120 entre los dos, por lo tanto, al adquirir el pack de fundadores, obtendrás lo que pagas y otros beneficios.

Y bien, ¿cuáles son estos beneficios? Como dijimos, el 4K será exclusivo de este plan premium que costará 9$ mensual, pero además recibirás juegos gratuitos “regularmente”. Google tendrá que aclarar cada cuanto tiempo pero suena a un juego gratuito mensual, el primero será nada más y nada menos que Destiny 2, pero no cualquier edición de Destiny 2 sino la que incluye todo el contenido lanzado anteriormente más la nueva expansión que se había filtrado, Shadowkeep, y un pase de temporada por un año con Bungie.

También hay que acotar que los rumores de “cross save” eran ciertos, si queremos mudarnos a Stadia par disfrutar de todo este contenido, podremos seguir la partida con nuestro antiguo guardián en la plataforma de Google.

 

Esto no está nada mal, conseguir todo esto actualmente costaría alrededor de US$ 100 y con Stadia Pro será nuestro de manera gratuita, aunque Google no ha aclarado qué pasará con Destiny 2 si dejamos de pagar la suscripción. Sí se mencionó que los juegos que compremos serán nuestros aunque dejemos de pagar los 10 dólares mensuales, pero no sabemos si Destiny 2 y el resto de juegos que nos regalarán también cuentan como “comprados”.

Bethesda presenta gameplay de 'Doom Eternal' en su versión de Google Stadia

Por otra parte, aunque tengamos que pagar por las novedades y estrenos, tendremos un catálogo de juegos viejos a nuestra disposición con la versión Stadia Pro, este catálogo aún no se ha revelado pero imaginamos que incluirá algunos juegos AAA para probar el servicio.

La modalidad flexible

Por otro lado, los que no paguemos por Stadia Pro podremos acceder a Stadia Base. Este “plan” nos da acceso gratuito al servicio de 1080p, 60 FPS y sonido 5.1, no tendremos acceso al catálogo de títulos viejos pero podremos manejar nuestra cuenta en Stadia como nuestra consola virtual particular. Por ejemplo, si decidimos comprar el nuevo Mortal Kombat 11 con Stadia, simplemente lo pagamos y empezamos a jugar sin descargas ni parches, jugaremos la versión más reciente inmediatamente.

Podremos jugar desde nuestra PC con cualquier control o nuestro teclado y ratón, la única condición sería el Chromecast Ultra, que ya es un buen accesorio para tener a la mano por sí mismo. Esta modalidad de juego estará disponible en 2020 y parece la mejor opción para aquellos que no estén dispuestos a apostar todo su dinero e ilusiones en Stadia Pro.

Visión general

A falta de que Google aclare un par de datos importantes, Google Stadia se posiciona como una nueva manera de disfrutar de esta industria. Acceso inmediato a cualquier juego AAA suena bastante bien y cuesta lo mismo que Netflix prácticamente, su característica más importante es que se deshace de las descargas y parches, los juegos pesan cada vez más y ni siquiera los disco duros de 2 TB son suficientes con la cantidad de títulos AAA y sus texturas 4K. Stadia nos ofrecería todo lo que queremos al alcance de una suscripción mensual que nos libraría de muchos problemas e incomodidades.

Estaríamos pagando US$ 9.99 mensuales por un acceso a un catálogo no revelado, ofertas y juegos gratuitos ocasionales y, lo más importante, que mantengan todos tus datos en la nube, incluyendo juegos, partidas guardas y configuraciones. Todo esto sin que ocupe espacio en tu PC o dispositivo movil.

Conclusiones

Sin embargo, para poder determinar si valdrá la pena o no, Google debe aclarar algunas cosas. Lo primero que debemos saber es cómo acceder a Stadia Pro una vez acabe el período de prueba de Google Stadia. Actualmente los únicos que podrán jugar en la plataforma serán los que paguen los 129$ por el pack de fundadores e incluso ellos tendrán que acceder a una fase beta este noviembre. El resto deberá esperar hasta 2020 para poder disfrutar de Stadia Base, la que parece por ahora la opción más atractiva y flexible.

Si en 2020 todavía tenemos que pagar más de US$ 100 por acceder a Stadia Pro, Google estaría cometiendo un error. Sin embargo, lo normal sería que con el lanzamiento de Stadia Base en 2020 podamos pagar por la versión Pro cuando queramos y dejar de pagarla cuando queramos. US$ 129 es un precio bajo para quien quiera apostar por esta plataforma, pero bastante alto para el jugador casual que solo quiere probar el servicio por US$ 10 y no quiere comprometerse con un control y un Chromecast.

Otro aspecto importante que debe aclararse es el catálogo, lo normal sería que Stadia tenga pocos juegos al principio y luego se vaya nutriendo de toda la industria hasta que tengamos una tienda como Steam sin necesidad de descargas. Esto será clave para su éxito ya que está “permitido” comenzar con pocos juegos, pero también se espera que dentro de un par de años ya podamos comprar prácticamente cualquier juego conocido en Stadia, esto está en veremos.

Será muy importante el ritmo de actualizaciones del catálogo, si todos los estudios formarán parte del proyecto, si habrá soporte igual que en otras plataformas, etc. Ahora mismo, está confirmado el nuevo Ghost Recon, Baldur’s Gate III, Darksiders: Genesis y dos títulos debutantes, Get Packed y Gylt. Es un buen comienzo pero veremos cómo siguen el ritmo con el tiempo.

Por último queda la conexión a internet y el lag, no hay ni que mencionar que si el servicio funciona como se ha publicitado, no habría muchas razones para seguir descargando juegos y parches. Por otro lado, si falla, perderá muchos puntos con los jugadores, sobre todo los más competitivos que pierdan una partida por una falla de parte de los servidores de Google. La misma empresa ha facilitado un test de conexión en su web para determinar si tu conexión está lista para Stadia, puedes hacer el test siguiendo este enlace.

De igual manera, desde la llegada de los juegos como servicio esta industria ya no avanza a la carrera sino en maratones y Google tiene todo el tiempo del mundo para mejorar su servicio. Ya tendremos una opinión más clara en un par de años, pero por ahora, parece que la opción más sensata será optar por Stadia Base y esperar.