Sabi, uno de los más acertados generadores de rumores de la E3 2019, se encuentra en problemas debido a una amenaza de Nintendo.

El periodista también conocido como PolarPanda, anunció hoy en su cuenta de Twitter que había recibido una orden de “cese y desista” de parte de un abogado representando a Nintendo.

Dentro del mismo hilo se develó que esta firma legal ha trabajado con Nintendo en el pasado, lo que verifica que esta orden es real.

Sabi explica que esta orden le impide comentar información de Nintendo, pero que se mantendrá trabajando con información de otras compañías.

Sabi el acertado

Este periodista, que no publica su nombre real para evitar inconvenientes, se especializa en descubrir información interna de las compañías de videojuegos y filtrarlas al público.

En este ambiente, el valor de cada especialista se valoriza en cuántos de estos rumores llegan a concretarse, y Sabi es considerado uno de los mejores.

El día de ayer logró acertar en muchos de sus pronósticos de cara a la primera jornada de E3 2019, incluyendo el Battle Royale de Fallout 76, la presentación de Ghostwire Tokyo y la sorpresiva aparición de Keanu Reeves en el evento.

Pokémon Sword & Shield recibe nuevas funcionalidades

Pero la casa de Mario no quiso saber nada de este periodista, tomando acción directa para evitar que revele algún secreto de su próxima presentación.

Nintendo no juega

Nintendo es una compañía con las mejores prestaciones de cara a sus aficionados, y se les ha retribuido con una reputación de ser buena gente, aunque algo raros en sus acciones.

Con los medios, especialmente los más inquisitivos, la historia es diferente. Nintendo no se siente cómoda cuando tiene que lidiar con filtraciones de sus presentaciones y estrenos, al ser una compañía que valora mucho el control de sus medios al más mínimo detalle.

Por ende, siempre se han mostrado parcos y hasta hostiles con los medios que revelan más de lo que ellos consideran necesario, llegando incluso a amenazar con acciones legales.

En los foros de ResetEra hay quienes consideran que Sabi ha cavado más profundo de lo que debía, descubriendo alguna información sobre la presentación de Nintendo en E3.

Otros consideran que más que la información, la situación se trata de que sus filtraciones sobre la presentación del domingo fueron acertadas, y Nintendo no quiere tener este problema.

Sin embargo, es también una demostración de que la libertad de prensa no les gusta mucho a los mandamases de Nintendo, al amenazar con acción legal a un periodista. Es como amenazar con dispararle a alguien con un tanque por un comentario inocuo.