Microsoft y Sony prometen la superioridad de sus consolas en varios ámbitos, ya sea en la capacidad de transmisión de datos, gráficos mejoras o en la reducción de sus tiempos de carga, presentando el reto a superar una vez se lleve a cabo el lanzamiento de ambas consolas.

Recordemos que hace meses, un reporte mencionó que Microsoft trabajaba en dos formatos para su próxima generación de consolas y uno de ellos, buscaría superar a la siguiente generación de su competencia.

De hecho, la compañía se lo tomó tan enserio que Phil Spencer supervisará personalmente su desarrollo, dejando en claro que buscarán innovar en tecnología para que su próxima Xbox supere el terreno perdido en años anteriores, tal como dejaron ver en su reciente tráiler de anuncio.

De esta forma, Microsoft afirmó que el procesador de Project Scarlett será hasta tres veces más rápido que el utilizado en Xbox One X, mientras que la capacidad de carga será hasta 40 veces mayor que la de cualquier consola de actual generación.

Es así como buscan anunciar una bestia en cuanto a rendimiento y potencial gráfico, dos puntos que la compañía busca destacar con Project Scarlett y algunos expertos, creen que podría incluso superar a la próxima PlayStation de Sony.

Esto según lo mencionado por el periodista Ainsley Bowden, quien luego de que se revelaran las especificaciones de la PS5, afirmó que algunos miembros de la industria, mencionaron que Microsoft logrará superar al gigante del entretenimiento.

Sin embargo, nuevos rumores apuntan a que será la PlayStation 5 de Sony, la consola que colocará a la Project Scarlett contra la pared. Específicamente, en cuanto a potencia se refiere, corroborando la información revelada por Mark Cerny hace unos meses.

Esto de acuerdo a Andrew Reiner de Game Informer, quien menciona a varias personas de la comunidad que apuntan a la superioridad por parte de la PlayStation 5, basándose en la reciente conferencia de Microsoft y en toda la información recopilada durante el anuncio para su próxima consola.

Sin embargo, no sabemos la diferencia exacta de poder entre ambas consolas, pero cualquier diferencia será un punto a favor para cualquiera de las dos y todo apunta a que será Sony quien se lleve el visto bueno de los fanáticos, ya que confirmaron la implementación de la tecnología Ray Tracing, la cual jugará un papel importante a lo largo de la próxima generación.

En cuanto al reciente tráiler de Microsoft en la E3 2019, la compañía tuvo bastante que decir sobre su proyecto, pero la verdad demostró absolutamente nada, contrario a la prueba interna que realizó Cerny hace algunos meses, donde  probó un kit de desarrollo proveniente de su próxima consola.

De esta forma, demostró la reducción en los tiempos de cara de PlayStation 5, los cuales pasan pueden reducirse desde 15 hasta menos de un segundo, sumado a otras características como retrocompatibilidad y una mayor velocidad de procesamiento.

No obstante, ambas compañías solo intentan cumplir con las expectativas de sus fanáticos, revelando más bien pocos detalles a sus rivales, buscando mejorar constantemente en diferentes factores de sus consolas, ya sea en tiempo de carga, rendimiento o gráficos en juegos de gran presupuesto.

Básicamente, buscan hacer realidad el sueño de cualquier jugador y atraer a todos mediante la implementación de mejoras de este tipo en cada una de las consolas. Aunque bien sabemos que lo que en verdad vende, son los videojuegos.

En este sentido, Sony tiene el terreno un poco ganado y la actual generación le pertenece a las exclusivas de PlayStation 4. Sin embargo, Microsoft tiene un par de sorpresas bajo la manga, sobre todo con la adquisición de estudios como Double Fine y Ninja Theory.

De momento, esta es toda la información que sabemos al respecto, por lo que deberemos esperar para saber más sobre la nueva generación de consolas, la cual espera su llegada a mediados del próximo año y es probable que recibamos más detalles de cara al futuro –aunque no esperen que sean muy pronto–.

Si bien la consola de próxima generación más poderosa es un título genial para cualquiera de las dos, es muy probable que tengamos que esperar un par de años para descubrirlo, ya que se espera que Sony y Microsoft liberen sus consolas a mediados del próximo año.