En una entrevista con IGN, Doug Bowser, nuevo presidente de Nintendo of America, habló del crunch y de cómo el tema es algo de lo que debemos hablar. El ejecutivo admitió que el retraso de Animal Crossing: New Horizons que originalmente llegaría este año, se da porque no quieren hacer crunch a sus trabajadores. Es por ello que el título ahora movió su fecha de estreno al 20 de marzo del 2020.

Un mal pandémico

Las discusiones alrededor del crunch cada vez están más presentes, Rockstar Games fue muy criticado luego de que Dan Housserm, co fundador de la compañía admitiera que a veces trabajaban más de 10 horas diarias y, desde entonces, cada vez son más los desarrolladores que hablan sobre el tema. Aunque desafortunadamente lo hacen para justificar el por qué ya no desarrollan videojuegos.

Al menos esta vez tenemos buenas noticias que contar, Nintendo ha rechazado forzar a sus trabajadores para terminar Animal Crossing lo más pronto posible, quizá algunos estén molestos porque haya que esperar hasta el año que viene, pero siempre será mejor de esta manera.

El costo del crunch puede ser muy alto para un desarrollador y su familia, y desde un punto de vista más lógico, termina pasando factura a las empresas que eventualmente pierden a un empleado y a los jugadores que vamos perdiendo a quienes sostienen la industria.

'Destiny 2: Shadowkeep se retrasa hasta principios de octubre

Balance entre trabajo y vida

Respecto a este punto, Bowser comentó:

“El punto del crunch es interesante para nosotros, uno de nuestros principios es que traer sonrisas a las personas, hablamos de eso todo el tiempo. Es nuestra visión. O nuestra misión, debería decir. Para nosotros, eso se aplica a nuestros propios empleados. Tenemos que asegurarnos de que nuestros empleados tengan un buen equilibrio trabajo-vida”.

Y luego continuó:

Uno de esos ejemplos es que no traeremos un juego al mercado antes de que esté listo. Acabamos de hablar de un ejemplo [el retraso de Animal Crossing]. Es realmente importante que tengamos ese equilibrio en nuestro mundo. En realidad es algo de lo que estamos orgullosos”.

Aunque hablamos de que lo que resta del 2019 será un año cargado de juegos para la Switch, y sabemos que este Animal Crossing igualmente no era necesario para Nintendo en este 2019, es una alegría saber que Nintendo, una de las publicadoras más importantes de la industria, da el ejemplo en este tipo de situaciones. Sabemos que normalmente el crunch existe sobre todo en estudios de bajos recursos y que es un mal que estamos lejos de alejar de la industria, pero este es un buen comienzo.