El creador de Tetris, Alexey Pajitnov, estuvo presente en la E3 y allí fue «interceptado» por los fans que lo detuvieron para pedirle autógrafos y fotografías, a su vez, Nintendo Life aprovechó para pedirle una entrevista, una petición que el ruso concedió.

Uno de los creativos más influyentes del medio habló de cómo lograron que la Game Boy se lanzará al mercado con Tetris y no son Super Mario Bros y de cómo han ido gestionando la licencia para evitar el robo de la propiedad intelectual y promover los juegos derivados de Tetris con temáticas de distintas franquicias conocidas.

Tetris royale

Según Pajitnov, ya no forma parte del comité que aprueba o reprueba las peticiones de licencias pero está «más o menos familiarizado» con la mayoría de versiones de Tetris que hay en el mercado. No mencionó si participó o no en la aprobación de Tetris 99, pero sí dijo que lo jugaba diariamente hasta que su hijo «robó» su Switch y lo dejara sin battle royale de tetronominos.

Para el ruso, es uno de los mejores juegos de Tetris en mucho tiempo y con total seguridad el mejor del último año. Ya pueden darse por satisfechos en Arika y Nintendo al conseguir la aprobación de los jugadores y del mismo creador quien confiesa que, a pesar de que es el creador, no se puede comparar con los mejores jugadores del mundo y que no ha podido ganar una sola partida de Tetris 99, siendo su mejor actuación un tercer puesto.

También tuvo palabras para Tetris Effect, el cual solo pudo disfrutar por una hora: «Es un gran comienzo, le falta algo en la interfaz pero está bien», afirmó. Este título se enfoca en el componente visual que permite el Oculus Rift por la perspectiva en primera persona gracias a su enfoque VR.

Por último, como nota curiosa dijo que su pieza favorita era la «pieza J» por lo fácil que es hacerla encajar en el lado izquierdo de la pantalla. Y la que menos le agrada es el cuadrado: «el cuadrado es tonto, no lo puedes girar no hace nada». Han pasado más de 30 años desde que Pajitnov creara Tetris, pero el ruso sigue muy pendiente de su juego y su influencia en otras creaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *