Twitch demanda a usuarios de Artifact por transmitir violencia y pornografía

La situación de Artifact ha ido empeorando cada día y, aunque no sabemos cuáles son los planes de Valve, lo cierto es que cada vez son más los días en que el juego consigue 0 “views” en Twitch. Esta estadística es muy importante para los juegos de cartas donde Hearthstone es el rey con más de 30.000 en lo que va de més, desafortunadamente, esta ni siquiera es la peor noticia para Valve.

Espejismo

Venimos reportando el poco éxito en Twitch del juego desde hace un tiempo, sin embargo, el asunto no se volvería un meme sino hasta hace el mes pasado cuando, específicamente el 25 de mayo, su primer día sin un solo espectador. Desde ese momento, varios streamers empezaron a hablar del tema en tono de burla y, solo unas horas después. todos vieron como el juego renacía de sus cenizas supuestamente con cientos de espectadores.

No todo lo que brilla es oro, obviamente. El juego no había sido actualizado ni nada por el estilo, simplemente que el meme había tomado una cara distinta y ahora los nuevos usuarios estaban iniciando transmisiones usando la categoría de Artifact para streamear contenido que no tenía nada que ver con el juego. Al principio solo se transmitían más memes, chistes internos de Twitch que mostraban a algunos creadores de contenido en situaciones embarazosas en su vida real o incluso programas infantiles.

Demasiado lejos

De igual manera, como todo meme que sale de la nada, fue muriendo poco a poco y Artifact volvió a tener pocos espectadores, hasta que llegaron los demandados por Twitch. En la categoría de Artifact se empezó a ver contenido pornográfico y violento, incluyendo el relacionado con ataques terroristas recientes o videos amateur de tiroteos en escuelas. La empresa de Amazon lograba eliminar estas cuentas y contenido en menos de 5 minutos, pero aparecían más en poco tiempo y se volvió imposible seguirles el paso.

Twitch debió eliminar la posibilidad de publicar contenido en las cuentas recién creadas , esto afectaba a todo aquel que quisiese empezar a ser un streamer pero algo había que hacer para detener a los trolls. Y como esta solución solo podía ser temporal, se concluyó que lo mejor era demandar a estas personas.

De acuerdo a Bloomberg, Twitch sabe quiénes son estas personas, no obstante, en la demanda se puede leer que la demanda es contra John y Jane Does 1-100, un argot legal para referirse a personas de identidad desconocida o protegida.

Es triste en la situación en la que se encuentra Artifact y luego de tantos episodios negativos, se ve muy difícil que el juego renazca realmente, al menos no con el mismo nombre.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web