Bethesda mantiene su soporte de Fallout 76 a pesar de todo lo ocurrido, anunciando que la beta de Nuclear Winter se mantendrá abierta indefinidamente.

Los desarrolladores de Fallout 76 han estado trabajando en un Battle Royale por meses, pero el desarrollo de Nuclear Winter fue anunciado en E3 2019.

Días después se habilitó la prueba abierta de este modo de juego, recibiendo la usual reacción de los todavía fieles a Fallout 76 y el desdén del resto de los jugadores.

Ofreciendo una experiencia de Battle Royale de 52 jugadores simultaneos con un campo de batalla en constante reducción gracias a las bombas atómicas, Nuclear Winter busca darle un factor de diversión a su controvertido juego.

Exprimiendo contenido

El gran anuncio de Fallout 76 en la E3 2019, el juego bandera de Bethesda, fue un Battle Royale.

Meses de críticas, una hoja de ruta inagotable que no termina de cumplirse y controversiales declaraciones de sus dirigentes, desembocaron en el anuncio de un Battle Royale.

Bethesda ofrece modo de juego más seguro de la actualidad y la manera más tranquila de calmar a una comunidad de jugadores que quiere disfrutar de un shooter en primera persona. Una apuesta segura para apagar las llamas que ellos mismos avivaron.

Tras declarar que sabían que Fallout 76 no estaba listo para estrenarlo pero igual lo hicieron y prometer constantemente que añadirán y reparar contenido, sentando uno de los más peligrosos precedentes en la industria.

Aplaudiendo la mediocridad

Bethesda parece haberse salido con la suya con estas actualizaciones a cuenta gotas que ofrecieron en su hoja de ruta. A más de un año del anuncio de su estreno y 8 meses después de su estreno, Fallout 76 se mantiene vivo.

Los jugadores que aún permanecen fieles a este juego se han mostrado complacidos con los avances, dado que el juego «ya no es tan malo».

El celebrar cada una de las actualizaciones y correcciones, que debieron estar desde el lanzamiento, dan fe de que existe una mentalidad que celebra la mediocridad.

Convencidos de que «al menos no está tan mal como al inicio», los jugadores que se han mantenido fieles a Fallout 76 están satisfechos de seguir jugándolo.

Es triste que una decisión corporativa diseñada para exprimir el dinero de los usuarios a cambio de un producto sin terminar resulte siendo muy exitosa. Ahora el peligro habita en que más compañías busquen hacer lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *