Gaming Boulevard y Nintendo Soup reportan que la publicadora francesa, Warned Collectors, está desaparecida en acción y sigue debiendo la publicación de al menos tres juegos que han tenido una larga etapa de preventa. Los jugadores han intentando contactar a la publicadora pero no hay manera de conseguir respuestas y algunos ya han comenzado a denunciar sus prácticas en sus bancos y PayPal.

Warned Collectors es una empresa dedicada a la publicación de ediciones físicas de juegos independientes tanto en PlayStation 4 como Nintendo Switch. Hasta ahora conocemos que en diciembre se pusieron en preventa juegos como Pankapu, Dungeon Rushers, Furi para Nintendo Switch y estos mismos más Boiling Bolt para PlayStation 4.

Silencio absoluto

Sin embargo, todavía no hay una fecha de estreno fija para ninguno de estos títulos y al parecer, la publicadora no está ni cerca de publicarlos y los desarrolladores tampoco saben qué ha pasado con sus juegos.

Como los títulos ya están disponibles de manera digital en diversas plataformas, se esperaba que luego de las preventas que comenzaron en diciembre, al menos los primeros juegos estuvieran listos entre entre enero y febrero. Ya hemos superado la mitad de junio y todavía no hay noticias, mientras la cuenta de Twitter de Warned Collectors no publica desde hace tiempo.

Los jugadores reportan que esta cuenta era muy activa, al igual que su web que cambiaba constantemente, pero esto cambió poco a poco hasta el silencio aterrador de hoy día. Solo han comentado sobre el tema un par de veces, solo para desaparecer de nuevo poco después.

Desmentidos

Un artículo de Nintendo Soup (ahora eliminado) que criticaba a la publicadora “despertó” su cuenta de Twitter desde donde se comunicó que el primer juego, Pankapu, estaba en sus fases finales de producción. Ese mismo día se excusaron por la tardanza y publicaron un par de imágenes como prueba de que el título ya estaba casi listo. El problema es que las pruebas no eran pruebas reales, ya que Super Rare Games, otra publicadora, los puso en evidencia.

Segùn SRG, no hay código a la vista en las imágenes mostradas, un código que Nintendo te asigna cuando vas a publicar un juego en su plataforma. Esto significa que el juego ni siquiera está en fase de producción y que habría que esperar, como mínimo, de cuatro a ocho semanas mientras Nintendo procesa la solicitud. Y esto es tomando en cuenta que el juego ya esté listo.

Acuerdo entre Microsoft y Sony toma por sorpresa al equipo de PlayStation

Por otro lado, Boiling Bolt para PlayStation 4, también sufrió retrasos y algunos jugadores reportaron que recibieron un correo de parte de Warned Collectors en mayo en donde se les pedía disculpas y se les afirmaba que el juego estaba en producción. No obstante, como señala Nintendo Soup, el juego aún no ha sido calificado por PEGI, es decir, que estamos en la misma situación que con Pankapu, pruebas que no son pruebas.

Demandas y reembolsos

De acuerdo a Gaming Boulevard, los desarrolladores de todos los juegos mencionados están igual de preocupados, ya han hecho todo lo que está a su alcance para acelerar el proceso pero, al igual que con los clientes, no hay manera de que Warned Collectors atienda llamadas o responda correos electrónicos.

Un elemento en común es una publicadora que hizo de mediador para que los desarrolladores y Warned Collectors se pusiera en contacto, se trata de Plug in Digital, quienes publicaron estos juegos en su versión digital y luego planearon con Warned Collectors la edición física. Desafortunadamente, esta empresa tampoco responde correos, aunque sí ha mantenido sus redes activas.

Esperemos que la situación se aclare pronto, ya que la gran mayoría de clientes simplemente quieren un reembolso, sobre todo porque Warned Collectors no muestra señales de que vayan a cumplir su promesas. Más allá de las especulaciones, su caso parece estar ligado a la falta de dinero para seguir adelante con sus proyectos, algo que no se arreglará de la noche a la mañana.

En cualquier caso, si siguen retrasando lo inevitable, eventualmente la ley los alcanzará. Estaremos atentos a cómo se desenvuelve el caso.