La gran apuesta de Activision para 2019, Call of Duty: Modern Warfare, mantiene un gran nivel de anticipación que aspiran a elevar en los próximos días.

Tras el anuncio de que la nueva edición del FPS más famoso del mundo volverá a presentar su franquicia más exitosa en su nueva edición, los fans de Call of Duty están a la espera de mayor contenido.

Los que esperaron algo en la E3 2019 se llevaron un chasco al no recibir nada más que reportes de una mini demo mostrada a periodistas selectos y nada más. Pero esto puede cambiar en cuestión de días.

En la página de Reddit de Call of Duty: Modern Warfare, Infinity Ward aseguró a un aficionado que el gameplay estaba casi listo para mostrarse.

Esto llevó a la fanaticada a un frenesí de especulaciones en las que conectaban el trabajo de Treyarch, desarrolladores de la línea Black Ops de Call of Duty, y la frecuencia de sus anuncios.

Como un reloj

Activision, en todo su mérito, se las ha arreglado para crear un sistema de lanzamientos anuales para su franquicia más popular.

Este sistema de lanzamientos cerca de los últimos meses del año viene precedido de anuncios programados entre cuatro y cinco semanas, presentando sus tráileres a cuentagotas hasta estrenarlos de manera explosiva.

El mecanismo de Treyarch con Call of Duty: Black Ops 4 se mantuvo firme en su agenda de estrenos y novedades hasta su lanzamiento.

Pero para Activision esto fue un inesperado “fracaso”, al no producir las cantidades ingentes de dinero que esperaban de un Call of Duty nuevo, a diferencia de años anteriores.

Ya hemos tocado antes que el panorama de la industria ha cambiado y que ya el éxito que el nombre Call of Duty podría crear no es igual al de hace unos pocos años, gracias al fenómeno de Fortnite que ha dejado atrás al shooter militarista.

Por ende, en la busqueda de recuperar el trono de la industria, Call of Duty se juega su mejor carta al retornar al nombre que más éxito le ha dado, Modern Warfare. Habrá que esperar para ver si funciona.

Escribir un comentario