Una de las características que el nuevo parche de World of Warcraft: Battle for Azeroth ha traído es la posibilidad de ocultar más piezas de nuestra armadura.

A partir del estreno de Rise of Azshara del día de ayer, los jugadores podrán andar libremente vestidos en todos los ámbitos de Azeroth, al tener la posibilidad de ocultar, mediante la Transfiguración, todos los elementos visibles de nuestro atuendo, con excepción a los pantalones.

El parche 8.2 de WoW abre la posibilidad de crear atuendos de este tipo sin perder habilidades.

Esta caracterísitica abre una serie de posibilidades para los jugadores de disfrutar el día a día dentro del juego con más opciones para sus atuendos sin perder sus beneficios.

Para los amantes del juego de rol esta cualidad viene muy bien, al poder manejar mejor sus atuendos en todo momento y poder adaptarse a la situación que estén interpretando. Por supuesto, esto también se presta para memes y chistes de striptease en las calles de las ciudades más pobladas.

La posibilidad de imitar los atuendos de personajes icónicos del juego como Garrosh Grito Infernal o Illidan Temepestira es ahora posible gracias a esta nueva posibilidad.

La Transfiguración de World of Warcraft

Una de las más grandes adiciones en World of Warcraft fue la de la posibilidad de modificar los atuendos de los personajes del juego sin necesidad de cambiarlos.

Warcraft: 25 años cambiando la industria

A través de un comerciante Etéreo, podremos modificar la apariencia de una armadura que esté en nuestra posesión, siempre que dispongamos de la que servirá como base para ello.

Gracias a los misteriosos Etéreos, podemos modificar los atuendos de nuestros personajes de World of Warcraft.

Esta característica fue incorporada en la expansión Cataclysm, siendo uno de los cambios monumentales que World of Warcraft tuvo en esa expansión, cuyo mapa ha sido la base del juego hasta la actualidad.

Sin embargo, este sistema requirió bastantes mejoras con el paso del tiempo. En la expansión Legion se modificó la necesidad de disponer del objeto físico base para poder transfigurarlo, para dar paso a la colección de apariencias.

Mientras más avanzamos en el juego, obtendremos más piezas para nuestra colección de apariencias y podremos cambiarlas a nuestra disposición.

Gracias a esta mejora, los jugadores no tendrán que ocupar sus espacios en el banco de objetos inútiles para poder transfigurarlos, sino que podrán tomar la apariencia y venderlos posteriormente.