La Batalla por Azeroth entre la Alianza y la Horda se mantiene en su máxima intensidad con el estreno del Parche 8.2 de World of Warcraft: Battle for Azeroth.

Tras muchas semanas de anticipación, los héroes de Azeroth podrán vivir el más reciente capítulo de la cruenta guerra que enfrentan a las facciones más poderosas de este mundo. Pero ahora, fuerzas oscuras que se habían mantenido escondidas empiezan a mostrar su rostro y han decidido jugar sus cartas para el dominio mundial.

En frente de todo está la reaparición de la temible Reina Azshara, soberana de los Naga y de las profundidades del océano quien ha abierto una enorme grieta en la que fuerzas de la Alianza y la Horda cayeron durante una de sus batallas navales.

Pero esto es solamente el inicio de una nueva serie de contenidos que Rise of Azshara estrenó ayer y que seguirá actualizando de manera recurrente a lo largo de las próximas semanas.

La Reina de los Naga

La parte principal de este nuevo capítulo es la presencia de la poderosa Reina Azshara, uno de los personajes de World of Warcraft con más antiguedad en este juego.

En muchas oportunidades hemos enfrentado a sus sirvientes, los anfibios humanoides conocidos como los Naga, y muchas referencias y apariciones han tenido lugar a lo largo de toda la historia.

Sin embargo, la antigua gobernante élfica nunca ha mostrado la extensión completa de sus poderes. Su aparición era esperada tras el estreno del corto Warbringers: Azshara, que narraba sus orígenes y como se convirtió en la oscura reina de las profundidades.

La cinemática de apertura de Rise of Azshara presenta una exhibición de sus poderes al abrir la grieta que hace hundir a las flotas de la Alianza y la Horda, además de conversar con una figura oculta que muchos asumen que es el Dios Antiguo N’zoth.

Una vez hundidos en Nazjatar, Azshara hace sentir su presencia en cada momento, al anunciar que mantendrá la grieta del océano abierta para que las aguas no ahoguen a todos los héroes…siempre que la mantengan entretenida.

Luchando en Nazjatar

El gameplay en Nazjatar es muy interesante, al presentar múltiples actividades que realizar desde que se llega. Tanto la Alianza como la Horda encuentran aliados que se oponen a la reina de los Naga.

La Alianza se unirá a un grupo de hombres pez llamados Ankoan, de la raza Jinyu que habitan el continente de Pandaria. Su estética tiene rasgos japoneses y ofrecen sus habilidades para destruir a los Naga.

Los aliados de la Horda son llamados los Desencadenados, un grupo de antiguos esclavos de los Naga que reúnen a las razas Makrura (cangrejos humanoides) Gibgoblins (Goblins anfibios) y Gigantes Marinos. Buscan la libertad de todos los esclavos de Azshara.

Recrean ciudad de Stormwind de World of Warcraft usando Unreal Engine 4

Estos nuevos aliados servirán de compañeros para combatir a las oleadas de oponentes que aparecen constantemente, que cabe acotar son mucho más complejos que lo que se había enfrentado antes. Los enemigos son más fuertes y requieren algo más de estrategia para poder superar las misiones en este punto.

Los amantes del Jugador contra Jugador van a deleitarse con Nazjatar. Si se tiene activado el Modo Guerra, los jugadores podrán participar en misiones de capturar territorios y combatir a otros jugadores y NPC de la facción rival.

Con suculentas recompensas para equiparse y mejorar el armamento y obtener premios cosméticos, Nazjatar es un destino que muchos jugadores van a poder apreciar mucho.

La nueva temporada de Jugador contra jungador de World of Warcraft traerá nuevas monturas para los jugadores.

Mechagon, paraíso de los Gnomos

Paralelo a esta aventura, los jugadores podrán llegar a la misteriosa ciudad de Mechagon, una ciudad donde los Gnomos buscaban mejorar sus experimentos en robótica.

El Rey Mechagon envió un mensaje a todos los Gnomos del mundo para que demostraran ser dignos para encontrar la ciudad que había construido. Uniéndonos a los Gnomos (Alianza) y a los Goblins (Horda), viajaremos a esta mini isla y descubriremos que el Rey Mechagon es un despota que busca destruir a todos los seres orgánicos.

En Mechagon enfrentaremos criaturas mecánicas y obtendremos equipamiento especial para expandir nuestros sistemas de Azerita, además de monturas modificables y nuevos sets de armadura.

El gameplay en Mechagon no es tan extenso como lo es en Nazjatar, pero muchos fans lo han comparado con el paraje apocalíptico de Fallout, pero en modo World of Warcraft.

La batalla sigue

Con todo lo que ocurre en Nazjatar y Mechagon, la batalla entre la Alianza y la Horda se mantiene, con la historia del retorno de Thrall y la revolución de la Horda tomando forma.

Thrall y Varok Colmillosaurio se avocarán para el rescate de Baine Pezuña de Sangre, líder de los Tauren y fuerte opositor a la tiranía de Sylvanas en la Horda. Tal es su reputación que la Alianza está dispuesta a apoyar en su rescate.

La división de las razas de la Horda es tal que muchos líderes ya están conspirando abiertamente para su salida como Jefa de Guerra de la Horda, más ahora con la amenaza de la Reina Azshara.

Sylvanas se mantiene oculta, planeando en secreto su inmortalidad con el fiel servicio de su segundo a bordo, Nathanos Clamañublo, quien se encarga de mantener a los soldados de la Horda vigilados.

Quedará por ver si la Alianza y la Horda encuentran la paz tras una vida de conflictos y si la revolución de los Orcos tiene futuro.

World of Warcraft: Battle for Azeroth mantendrá su régimen de actualizaciones semanales cada martes, con nuevo contenido durante las próximas semanas.