El estudio Infinity Ward ha decidido poner fin a los rumores que señalaban que Activision estaba tomando decisiones sobre Call of Duty: Modern Warfare con las que no estaban de acuerdo.

En su cuenta oficial de Twitter, Infinty Ward declaró directa y enfáticamente que estaban haciendo el juego que ellos querían hacer y que nadie los estaba obligando a hacer nada.

Esto es una respuesta directa hacia las declaraciones de Michael Condrey, ex director y cofundador de Sledgehammer Games, desarrolladores de Call of Duty: WWII, Modern Warfare 3 y Advanced Warfare.

Condrey afirmó en una entrevista para GamesBeat que Infinity Ward estaba enfrentando un difícil reto que se hacía aún más cuesta arriba por la intervención de Activision en las decisiones creativas.

Según Condrey, Activision está impulsando una narrativa más oscura y un contenido más violento para generar interés noticioso y reacciones en redes sociales. Estas declaraciones causaron revuelo en la comunidad de Call of Duty, llevando a Infinity Ward a responder.

Call of Duty 2020 podría ser un reboot de la saga Black Ops

Martillo sin hogar

Recientemente se dio a conocer que el cofundador de Sledgehammer Games, Glen Schofield, había sido contratado por PUBG Corp como una de las mentes creativas para revitalizar al popular Battle Royale.

Mientras tanto, Condrey parece estar saboreando las mieles de su suculento contrato con 2K Games, pero guardando siempre un comentario agresivo listo para recordarle a sus antiguos empleadores de Activision lo que piensa de ellos.

Michael Condrey no solo encabezó Sledgehammer Games sino que también formó parte de la dirección creativa de Activision hasta su salida en 2018.

Estas declaraciones tienen ese aire de ex trabajador malhumorado, y, mientras no se tenga alguna imagen de gameplay o una idea general sobre como será este Call of Duty, corresponderá tomarle la palabra a Infinity Ward.

Activision, como muchas otras casas, parece estar señalada como una de las que más acostumbra a usar el crunch como la manera de producir contenido de calidad, sin reparar en la salud física y mental de sus empleados.

El cambio de guardia en estudios afiliados a Activision continúa, pero las voces de los veteranos todavía cargan cierto peso en la industria, por lo que resta esperar.