El evento especial CEO 2019 dejó una serie de momentos especiales este fin de semana, no solo al afianzar su alianza con All Elite Wrestling, sino al tener uno de los más notables torneos de Mortal Kombat 11.

Esto se debe a la intensa confrontación que han vivido en los últimos tiempos los jugadores Brad Vaughn (Scar) y Leif Boisvert (Buffalo), que se ha trasladado desde los controles y redes sociales hasta saltar cara a cara.

La rivalidad inició con una serie de comentarios en línea de Scar en la que degradaba a Buffalo al beneficiarse de un cambio de reglamento para vencer a su colega profesional NinjaKilla. La regla para premiar con el triunfo al ganador de las dos primera partidas no parecía agradarle mucho.

Implicando que los “FT2 Boyz” no eran nada realmente en las partidas largas, Scar usó de ejemplo a Buffalo. Este pidió una explicación a Scar y su respuesta fue ser bloqueado en Twitter.

Pelea destinada

Parecía predeterminado que los jugadores se encontraran en el CEO 2019, disputando una de las rondas preeliminares para seguir avanzando en esta competencia de Mortal Kombat 11.

Así se siente la experiencia con Google Stadia

Tras una aparente conversación cordial entre ambos (aunque parecían susurrarse insultos cada tanto) los luchadores se avalanzaron en un duelo irónicamente adecuado.

Scar eligió a Scorpion como su personaje, mientras que Buffalo respondió con Sub-Zero, los clásicos rivales a muerte de Mortal Kombat, y la batalla encendió aún más a la audiencia.

Solo tomó cinco rounds para terminar la batalla, en la que Scar fue completamente abatido por la firmeza del ataque de Buffalo, que ganaría la primera partida dos rounds a cero.

El primer round de la segunda partida siguió la misma tónica, con Buffalo manteniendo su juego agresivo ante las metódicas pero inefectivas respuestas de Scar. Aunque su experiencia le sirvió para evitar la barrida al ganar el segundo round de la partida final, el tercero fue para más jóven Buffalo.

Una vez ganó, saltó de su silla intensamente para gritarle a Scar y restregarle el triunfo. Scar se lo tomó decentemente, sabiendo que Buffalo se había ganado el derecho a este “pop off”, una práctica común en torneos de pelea.

El torneo de Mortal Kombat 11 de CEO 2019 continúa durante el resto del fin de semana.