La batalla entre los Kaiju y los Jaeger regresará en 2020 con el estreno de una serie de anime de Pacific Rim.

La plataforma de streaming Netflix presentará la serie en exclusiva, con la producción combinada de Legendary Pictures y Polygon Pictures, además, se anunció que tendrá dos temporadas de duración, segun reportó IGN.

Esto representa el inicio del rescate de una de las franquicias más frescas de los últimos años, especialmente tras pasar prácticamente ignorada en las salas de cine pero ganándose un lugar en el corazón de sus fans como una película de culto.

Se espera saber mayores detalles sobre la producción de esta serie en los próximos meses, a la espera de descubrir que se trae entre manos esta serie de mechas.

Una mezcla de estilos inigualable

Era el año 2013 y la industria del cine empezaba a mostrar las posibilidades que ofrecían las historias con continuidad recurrente, así como estar basadas en historias de otros medios como cómics, videojuegos o series de TV.

Ante este escenario, Legendary Pictures y Warner Bros tomaron un riesgo calculado al presentar una historia original del afamado director Guillermo del Toro y el escritor Travis Beacham.

Este guión narraba una historia que presentaba maquinas gigantes humanoides de combate enfrentando a monstruos todavía más grandes en un colorido espectaculo de batallas a gran escala. Este proyecto se conocía como Pacific Rim.

La relación entre Raleigh y Mako era una de las piezas importantes de Pacific Rim.

Como suele ser común con el trabajo de del Toro, el nivel de detalle dentro de la producción era tal que se demostró que se trataba de una obra de arte en un género normalmente descartable como los filmes de verano.

La astuta mezcla de anime de mecha con arquetipos de diversas culturas (Raleigh es un exsoldado americano con estrés postraumático, Mako es una idealista incorruptible sin experiencia, por ejemplo) convirtió a Pacific Rim en una autentica obra de culto.

Lamentablemente este nivel de interés y atención al detalle no acompañó a su secuela de la misma manera, reduciendo su valor a una estrategia de mercadeo sin mayores consecuencias.

Ojalá Netflix pueda rescatar Pacific Rim de su letargo y sea el éxito que siempre debió haber sido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *