Parece que Cyberpunk 2077 tomará un camino parecido a The Elder Scrolls: Skyrim cuando se trata de la violencia permitida en el juego con los NPCs, en el juego de CD Projekt-Red podremos atacar a la gran mayoría de NPCs y podremos desatar toda nuestra furia con ellos si queremos, aunque obviamente habrá consecuencias.

Los personajes que quedan por fuera de esta regla serán los NPCs importantes para la historia, aquí imaginamos que está Keanu Reeves, que ya de por sí ya está muerto técnicamente pero suponemos que habrá una explicación para su estado como personaje (por ahora será una especie de holograma). Otro grupo de NPCs privilegiados son los niños que, al igual que en Skyrim, serán inmortales hasta que lleguen nuestros amigos los modders.

Convertirse en psicópata

La noticia la ha comunicado el mismo estudio a través de su cuenta de Facebook a un usuario particular que ha querido preguntar si podía ocasionar problemas en las calles de Night City. CDPR le dijo lo que ya les comentamos y agregó que tampoco podrá hacerlo por demasiado tiempo porque la policía lo buscará e intentará acabar con el jugador que esté atacando a los civiles

CD Projekt Red promete "menos" horas extra de trabajo para Cyberpunk 2077

Como dijimos, este sistema deja muy cerca a Cyberpunk 2077 de Skyrim, pero también lo aleja de la anterior gran entrega de CDPR, The Witcher 3. En el juego del brujo no podemos atacar a prácticamente nadie que no nos haya atacado primero o que no sea una criatura que tengamos que matar por contrato.

De esta manera se ganan más argumentos para afirmar que Cyberpunk 2077 no será un RPG al uso como lo es The Witcher 3 sino un título de mundo abierto al estilo de Grand Theft Auto o Assassin’s Creed donde los NPCs son víctimas fáciles del resto de personajes con armas, poderes y privilegios. Habrá que ver qué tan duras serán las consecuencias al convertirnos en criminales en Night City y si vale la pena.

Cyberpunk 2077 se estrenará el 20 de abril de 2020 en PlayStation 4, Xbox One y PC.