Quienes hasta el momento no sepan que detrás de cada “locura” de Marvel Studios hay un propósito bien planificado y analizado, sin duda se están quedando atrás de la ambulancia. Por lo mismo, cuando en el pasado fin de semana se anunció el reingreso de Natalie Portman a la Fase Cuatro del MCU debimos haberlo sabido: Kevin Feige tiene todo meticulosamente pensado.

Ahora, luego de prácticamente colapsar el internet durante el panel del Comic-Con en el que dio a conocer la línea de tiempo de la nueva fase, Feige está listo para explicar cómo es que después de decir que no volvería a formar parte del universo de Marvel, Portman regresa y no solo eso, sino que lo hace por la puerta grande, como la nueva “Thorina” para la película de ‘Thor: Love and Thunder’.

Demostró que era digna

Cuando en ‘Avengers: Endgame’ –de nuevo, alerta de spoiler– el Capitán América levantó a Mjolnir –el popular martillo de Thor que no podría ser levantado por quien no fuera digno de él– estamos seguros que las salas de cine se quedaron con la boca abierta y con ganas de vitorear. Sin embargo, si algo no se pasó por la cabeza de nadie es que la próxima persona digna de portarlo sería una mujer.

Y, no, no estamos diciendo que esto es una propuesta loca y desadaptada, en cambio, todos quedamos en shock cuando Feige reveló que la cuarta parte de Thor sería la producción elegida para presentar a la versión femenina del Dios del Trueno, y más fue la sorpresa cuando anunciaron que esta sería interpretada por Portman –quien hace de Jane Foster, el interés amoroso del Rey de Asgard–.

En una entrevista para CNN, Feige explicó las razones exactas que llevaron a esa decisión, y, les adelantamos que sí, tiene que ver justo con lo que están pensando: una cartelera llena de diversidad.

Recorriendo todas las bases

Si algo nos ha demostrado Marvel Studios es que crear una franquicia billonaria y arrasadora de taquillas, capaz de destronar a la película más taquillera de todos los tiempos, toma tiempo. Batear un home run es cuestión, a veces, de suerte y precisión, pero, al parecer, la estrategia de Feige a lo largo de los años ha sido anotar la carrera pero recorriendo sabiamente cada base del cuadrilátero.

Por ejemplo, con la Fase Uno se nos presentó a los épicos Avengers, para la segunda el estudio le apostó a historias más pintorescas y divertidas con Ant-Man y Guardianes de la Galaxia, para así introducir a la increíble Fase Tres que nos regaló otros vitales personajes como Black Panther, Captain Marvel, Doctor Stranger, y el elegido de Tony Stark, Spider-Man.

En esta oportunidad, las cosas no serán diferentes. La Fase Cuatro propone ser un partido entretenido y con innings extra: luego de tanto pedirla, la película en solitario de ‘Black Widow’, la nueva producción que cuenta con Angelina Jolie y Salma Hayek en su reparto, ‘Eternals’, el primer superhéroe asiático con ‘Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos’, el retorno del badass afroamericano cazador de vampiros con ‘Blade’, la secuela de ‘Doctor Stranger in the Multiverse of Madness’ y la llegada de la versión femenina de Thor en ‘Thor: Love and Thunder’.

“Siempre hay [una visión más grande], y solo se ve a la vista de los demás a medida que todo se solidifica. Entonces, pregúntame otra vez a fines de 2021. Pero diré, post ‘Endgame’, siempre nos hemos centrado en lo nuevo. Siempre tratamos de hacer lo que siempre intentamos hacer en la Fase Uno, Dos y Tres, que es hacer una película de personaje que ya conoces, [como] Black Widow, de una manera que no esperas”.

Si enumeramos todos los planes de Marvel Studios podemos resaltar que la diversidad es claramente el enfoque principal de la compañía, y no precisamente por un tema sociocultural o político. En cambio, es un tema que muy bien puede catalogarse como estrategia de mercadeo, ya que mientras más ofrezcas en cualquier segmento de mercado, más estás generando empatía e ingresos. Entonces, en realidad, ¿podemos culpar a Marvel de querer complacernos a todos?

Es evidente que Marvel ya no está jugando en el patio trasero de una casa, en cambio está montado en las grandes ligas. Por la misma razón, resulta casi obvio que en vez de perder “tiempo” en evaluar a nuevas actrices para el papel de “Thorina” hayan conversado con Portman para que tome el lugar de Chris Hermsworth –quien desde finales de ‘Endgame’ aseguró que se estaría tomando sus merecidas vacaciones–.