Bien sabemos que ‘DOOM’ no necesita de presentaciones, ya que su impacto en esta industria tan grande que solo mencionar el nombre en alguna conferencia, es capaz de conseguir una impresionante reacción del público. Pero la verdad no es para menos, sobre todo al tratarse del primer FPS conocido en la industria de los videojuegos.

De hecho, el impacto que ‘DOOM’ causo sobre la industria, fue tan grande que literalmente se le conocía como el primer título de disparos en primera persona e luego de su éxito, los fanáticos empezaron a considerar al resto de juegos como clones, los cuales intentaban recrear al inigualable gigante que popularizo este género de los videojuegos.

Por esta razón, podemos estar seguros que ‘DOOM’ es el padres de los shooters modernos, el cual podría incluso clasificarse como un título que marcó la historia y de la nada creó aquello hoy conocemos como first person shooter. Debido a su planteamiento de mecánicas rápidas, frenéticas e innovadores para la época de oro de los videojuegos.

Se trata de un franquicia proveniente de la mano del desarrollador id Software, un estudio que revolucionó la industria con cada una de las entregas de esta icónica franquicia, cuya influencia en la industria llegó hasta un punto que solo algunos videojuegos —los podemos contar con una mano–lograron con sus iteraciones.

‘DOOM’ expande su conquista en los videojuegos

Luego de un tiempo, llegó la esperada secuela de ‘DOOM’ y tan solo unos meses después, se convirtió en uno de los títulos más jugados por los fanáticos de aquella generación, convirtiéndose en un total éxito y hecho con un mínimo esfuerzo de id Software, ya que no tuvieron que reinventar la rueda para ‘DOOM II’ captará la atención de los jugadores.

Sin embargo, lo más importante de esta franquicia no es solo su influencia en la industria y en el género de disparos en los videojuegos, sino también en la cantidad de desarrolladores que trabajaron con esta franquicia durante su evolución con cada uno de sus entregas, los cuales comparten nuestro pensamiento de que los videojuegos, no serían lo mismo sin ‘DOOM’ y las decisiones id Software.

Una industria diferente a como la conocemos

En este punto, quedó claro que replanteó muchos conceptos en la industria, pero que a final de cuentas se basó en lo mismo desde su lanzamiento a mediados de 1993: luchar contra miles de demonios, siendo un enfoque que evolucionó con los años y se convirtió en un reto para los jugadores, quienes luchan armados únicamente con una escopeta y sus habilidades.

En cuanto a su argumento, este es igual de sencillo que su planteamiento de juego, ya que solo mete a los jugadores en la piel de algún Marine sin nombre, quien se encuentra en un conglomerado científico que realiza experimentos de viajes interdimensionales, donde sucede algo imprevisto y criaturas infernales son transportadas a Deimos y Fobos.

Sin embargo este pequeño planteamiento de su jugabilidad e historia, fue suficiente para revolucionar las décadas posteriores en la industria de los videojuegos, hasta que una de  sus entregas replanteó las mecánicas de ‘DOOM, pasando de ser un título ritmo a rápido a convertirse en una atmosfera agobiante al más puro estilo de los clásicos del terror.

Buscando renacer de las cenizas

Si bien continuaban los demonios, la verdad es que se alejaba bastante de su propuesta original y simplemente no se sentía como ‘DOOM’, siendo un problema contra el que id Software sigue luchando en el presente e intenta corregir para volver a la antigua gloria de esta icónica franquicia de los videojuegos.

Por esta razón, estamos muy ansiosos por saber cómo id Software logra reconectar con el éxito de su pasado, cosa que podemos notar en los experimentos con otras franquicias, donde toda la experiencia adquirida se ve reflejada en ‘DOOM Eternal’, el próximo y esperado título del estudio, cuyo éxito ya es más que predecible incluso meses antes de su lanzamiento.

Es así como podemos ver la cantidad de cambios que tuvieron ‘DOOM’ y id Software con el paso de los años, revolucionando el género de los shooters en primer persona e incluso remodelando los negocios en la industria de los videojuegos. Por lo que podemos asegurar que sin ‘DOOM’, los videojuegos serían algo muy diferente a como los conocemos.