Desafiando el sentido común, Bethesda continúa confiando en la capacidad de Fallout 76 y siguen anunciando nuevas adiciones para el controvertido título.

En la reciente QuakeCon del pasado fin de semana, Bethesda aprovechó su espacio (donde el evento estelar era DOOM Eternal) para brindar un adelanto sobre las novedades que llegarán a Fallout 76.

Comenzando con el anuncio de un nuevo mapa de Battle Royale llamado Morgantown para el mes de septiembre y una nueva raid de cuatro jugadores, hasta ahora sin título ni mayores detalles.

Pero el anuncio más importante fue la confirmación de que los NPC del juego (no los NPC que aplauden en E3) llegarán el mes de noviembre, cerca de un año después de su lanzamiento.

Junto con esto confirmaron que se están desarrollando servidores privados para que los jugadores puedan crear sus propias sesiones del juego y jugar con sus amigos sin mayores interrupciones.

Bethesda sale «ganando»

Fallout 76 es un caso histórico dentro del mundo no solo de los videojuegos, sino dentro del entretenimiento en general, pudiendo considerarse uno de esos casos que marcan a una generación.

Es muy raro cuando un juego tiene todo para ser exitoso y sus desarrolladores y directivos responsables hacen todo para que sea un fracaso, luego intentan acomodar el pastel con faroles y fintas, para finalmente felicitarse a si mismos de lo buenos que son.

Resumiendo, Fallout 76 es un juego incompleto que expuso la falta de capacidad de un estudio como Bethesda para desarrollar un videojuego con las características y demanda de la industria contemporánea.

Con una vacua promesa de una hoja de ruta que promete que «va a arreglar todo», Bethesda esencialmente se salió con la suya al presentar un juego que no estaba terminado. Sumado a una hilera de promesas sin cumplir demasiado larga para ponerla acá, podemos decir simplemente que Bethesda vendió piedras como si fueran joyas.

Y todo sigue, ya se quedaron con el dinero de la gente y ya encontraron un salvavidas a futuro con el cual lavarle la cara a su fracaso (DOOM Eternal) como Electronic Arts lo tuvo con el fracaso de Anthem (el uso de Apex Legends). Bethesda, al final, salió intacta de presentar una porquería y cobrar completo, porque la gente olvida rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *